Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Detenidos 19 pandilleros en El Salvador por homicidio y otros delitos

"Con estas capturas se hacen efectivas distintas órdenes administrativas de detención giradas por la Fiscalía General de la República (FGR)", detalló el jefe policial

Por: Redacción / Critica -

Un total de 19 miembros de "estructuras criminales" acusados de homicidio y otros delitos fueron detenidos este lunes en El Salvador, en distintas zonas del centro de la capital, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Según la fuente, las capturas se efectuaron en el transcurso de un operativo coordinado por personal del Departamento de Investigaciones de la PNC de la Delegación de San Salvador, desarrollado simultáneamente en los barrios capitalinos Modelo y Candelaria.

Publicidad
El jefe de la delegación, Juan Carlos Arévalo, explicó que entre los arrestados se encuentra Óscar Edgardo Archila Chitas, alias "McDonald", palabrero (líder) de una "organización delincuencial", y su compañera, Hellen Xiomara Flores Laínez, alias "Chuky", buscados por un doble homicidio.

Según Arévalo, Archila y Flores están involucrados en el suceso registrado la madrugada del pasado 1 de enero en la exclusiva Colonia San Benito de la capital, más conocida como Zona Rosa, donde fueron asesinados dos jóvenes que salían de un lugar de ocio.

"Con estas capturas se hacen efectivas distintas órdenes administrativas de detención giradas por la Fiscalía General de la República (FGR)", detalló el jefe policial.

Los 19 arrestados, quienes pasarán en las próximas horas a disposición judicial, deberán responder por los delitos de homicidio, organizaciones terroristas y "apropiación indebida de espacios comunes y laborales, ya que estos obligaban a los miembros de la comunidad a dejar los puestos de venta para lucrarse ellos".

La PNC incrementó los operativos desde mediados del mes en curso, a consecuencia de un alza de los homicidios y de ataques contra miembros de los cuerpos de seguridad.

Desde que comenzó 2019, las pandillas han asesinado, al menos, a 11 miembros de la Policía y del Ejército, incluido un empleado administrativo.

Estos hechos llevaron al Gobierno a suspender las licencias a los policías para incrementar los operativos en las comunidades con presencia de pandillas.

El Gobierno responsabiliza a las "maras" de los altos índices de homicidios, de entre 103 y 50,3 por cada 100.000 habitantes entre 2015 y 2018, cifras que ponen a la nación centroamericana como uno de los países más violentos del mundo.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones. 
.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content