¡Las recetas de Mari Carmen!

Por: Eliécer Navarro Crítica -

El fortalecimiento de los lazos comerciales, el control de la migración ilegal, el combate a la corrupción, enfrentar a regímenes autoritarios en la región y a las "influencias" provenientes fuera de la región, son los puntos más importantes de la agenda de la nueva embajadora de Estados Unidos en Panamá, la boricua nacida en Santurce hace 76 años: Mari Carmen Aponte.

La nueva jefa de la diplomacia estadounidense en nuestro país también manifestó que es del interés de EEUU que el GAFI y la Unión Europea saquen a Panamá de sus listas negras de paraísos fiscales y de países "poco colaboradores" con el blanqueo de capitales.

Publicidad

"Nosotros (EE.UU.) no tenemos ningún interés en que Panamá se conozca como un sitio donde se esconde el dinero", sostuvo Aponte, resaltando que "hay que mejorar todos estos señalamientos que ha hecho GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), que hace la UE (Unión Europea)".

"Es bien importante para nosotros apoyar a Panamá para que salga de esas listas. Llevamos en este proyecto unos años y no nos damos por vencidos, y los panameños tampoco (...) ya queda muy poco en los obstáculos que GAFI ha denotado que hay que conquistar antes de salir de la lista", añadió la diplomática.

En su primera conferencia desde que presentó sus credenciales al gobierno panameño de Laurentino Cortizo, la jefa de la embajada con sede en Clayton, destacó que ambos países tienen entrelazadas sus economías, su seguridad y sus valores democráticos, y que estas uniones los impulsan a un futuro en común.

"La embajada de Estados Unidos seguirá promoviendo el crecimiento económico inclusivo, así como la educación accesible y de alta calidad. Sé que la corrupción es una de las principales preocupaciones de los panameños, y también lo es en Estados Unidos. Combatir la corrupción en la región es una de las prioridades de la administración del presidente (Joe) Biden y de mi misión en Panamá", explicó Aponte.

Migración

"La migración irregular es uno de los grandes retos que enfrentamos en la región y espero visitar Darién para ver en persona tanto a los migrantes como a los organismos que les atienden", sostuvo. "Panamá ya está en las grandes ligas a nivel global y está enfrentando la inmigración irregular proporcionalmente, y en escala, como países de Europa y EEUU".

"Nosotros reconocemos los esfuerzos de Panamá para lograr respuestas coordinadas regionalmente, y seguiremos apoyando a Panamá en este tema, como lo hicimos este año, destinando cerca de $18 millones en asistencia humanitaria para refugiados migrantes vulnerables".

Aponte sostuvo que para combatir efectivamente la migración ilegal, hay que dirigirse a las causas de la migración en sus países de origen. Anunció que tiene en su agenda reunirse con fundaciones y organizaciones sin fines de lucro que trabajan en Panamá con EEUU en este tema, y visitar refugios de migrantes.

"Es un problema regional. En EEUU estamos tratando de hacer acuerdos regionales y trabajar con todos los países de la región para poder atacar el problema efectivamente. La migración, lo que podemos hacer con ella efectivamente es manejarla de una forma humana, ordenada y segura, a la medida que podamos llegar a esa meta. Podemos por lo menos proveer un alivio en el tema y en el problema".

Inversión

La embajadora consideró que Panamá es "un caso de éxito económico y de estabilidad democrática en la región", y que ambos países deben seguir trabajando juntos para garantizar la prosperidad, la seguridad y la democracia.

También señaló la posibilidad de establecer misiones de alto nivel para promover el negocio de "nearshoring" en Panamá.

El nearshoring es una estrategia de externalización de negocios, por la que una empresa transfiere parte de su producción a terceros en otros países con los cuales comparte fronteras, o están localizados en destinos cercanos y con una zona horaria semejante.

Esta estrategia está siendo aplicada por empresas estadounidenses que tenían operaciones en China, y que por las fuertes restricciones por la pandemia de Covid-19 se han visto obligados a reubicar sus operaciones.

Sobre una solicitud hecha por Panamá de renegociar el Tratado de Promoción Comercial (TPC), Aponte afirmó que era "más beneficioso" discutir y promover formas de cómo implementar el tratado, además de "más fácil y más realista" que una renegociación.

Democracia y ambiente

"También considero que como ciudadanos orgullosos de países democráticos, debemos volver a comprometernos para impulsar la democracia ante la ola creciente de regímenes autoritarios en la región y otras influencias que vienen de fuera de esta región", advirtió. "Debemos promover juntos la gobernanza transparente, responsable e inclusiva".

Sobre el tema de la justicia, alertó de que "es bien importante que la corrupción se combata de una forma que no socave la democracia, que no debilite las instituciones gubernamentales para que estas puedan crecer y seguir funcionando eficientemente".

"Es verdaderamente impresionante la cantidad de proyectos en los que Panamá y EEUU trabajamos juntos, por ejemplo en la protección del medio ambiente. Panamá tiene un recurso natural increíble y para Estados Unidos es un honor ayudar a conservarlo a través de nuestra cooperación en la lucha contra la pesca ilegal y la protección de los océanos", sostuvo.

La embajadora Aponte adelantó que en los próximos días espera reunirse con personas de todos los sectores de la sociedad panameña. Tiene planeado asistir a los actos de fiestas patrias en Boquete, Chiriquí, y dar la bienvenida a los músicos estadounidenses que tocarán en el Panamá Jazz Festival en enero del año 2023.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Sin Audio

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.