Reconstruirán rostro de santo medio panameño

Por: -

Gracias a la tecnología de punta, el mundo podrá conocer el rostro de un santo medio panameño: San Martín de Porres, así como de Santa Rosa de Lima, San Martín y San Juan Masías, fallecidos hace más de 400 años y canonizados en Perú y a quienes solo se les conoce por las pinturas que se les hicieron en su época.

Los restos de los tres santos reposan en el Convento de Santo Domingo y hasta allí llegó un equipo de odontólogos forenses de la Universidad San Martín de Porres y del Equipo Brasileño de Antropología Forense y Odontología Legal para tomar imágenes en tercera dimensión de los cráneos, obtenidas en un tomógrafo utilizado para cirugías e implantología.

Publicidad

El odontólogo forense e investigador de la clínica odontológica, Jesús Quiroz aseguró que el objetivo era someterlos a la "tomografía computarizada" para "determinar el tamaño del grosor del tejido blando" en pobladores contemporáneos.

Para poder obtener la reconstrucción facial se debe conocer el grosor de los tejidos blandos para llegar al rostro real.

"Hay que tener en cuenta que estos cráneos tienen una antigüedad de 400 años y que han sido la primera generación de (hijos de) españoles con peruanos, criollos e indígenas", dijo Quiroz en referencia a Santa Rosa de Lima, hija de un militar español y una limeña nacida en 1586.

En el caso de San Martín de Porres, hubo otra "mezcla de razas", indicó el experto, pues fue hijo de un noble español con una negra de Panamá.

Con las tomografías de los cráneos se obtiene información sobre los ancestros, la raza, la talla y el sexo de la persona así como su estado de salud y alimentación.

"Por ejemplo, San Martín de Porres era un profesional en la medicina con hierbas y él curaba a otros", recordó el experto.

Para conocer los verdaderos rostros de los santos, la información obtenida será llevada a Brasil e ingresada en el "software" con el que van a trabajar.

El odontólogo forense Paulo Miamoto, del equipo brasileño, presentó el año pasado un taller.

San Martín de Porres nació en Lima el 9 de Diciembre de 1579, hijo de Juan de Porres, caballero español de la Orden de Calatrava y de Ana Velázquez, negra libre panameña. Juan de Porres fue nombrado gobernador de Panamá.

El santo mulato aprendió el oficio de barbero y también algo de medicina. A los quince años la gracia recibida y el ardor por vivir más cerca de Dios en servicio completo a sus hermanos humanos lo impulsó a pedir ser admitido como donado en el convento de los dominicos que había en Lima.

Martín de Porres, el mulato "santo de la escoba" fue canonizado el 6 de mayo de 1962 por el Papa Juan XXIII.