Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Turner: “Estas dos primeras semanas de abril son las más críticas"

Rosario Turner, la titular de Salud del gabinete del presidente Laurentino Cortizo Cohen, habla sin tapujos sobre la evolución del COVID-19 en Panamá y contesta las preguntas del programa ‘#YoMeInformo’, que emite SERTV

Por: Plan Protégete Panamá -

La estrategia nacional para la contención del contagio por el nuevo coronavirus, en aplicación desde que el 9 de marzo se identificó el primer caso de COVID-19 en el país, ha despertado el interés creciente de toda la población, atenta a sus resultados y desarrollo.

Ante esta emergencia sanitaria sin precedentes, la Secretaría Estratégica de Comunicación del Estado, adscrita al Ministerio de la Presidencia, ha concebido un espacio informativo con los principales voceros institucionales para resolver las dudas frecuentes sobre el COVID-19: “#YoMeInformoPMA”, que se emite por SERTV, el canal para todos los panameños.

Publicidad

La ministra de Salud, Rosario Turner Montenegro, máxima responsable de la estrategia contra la nueva enfermedad, contestó las preguntas del ya popular espacio, consultado en Twitter, radio y televisión, donde advirtió que, para ver resultados en la lucha contra el COVID-19, hay que hacer sacrificios. “Nos estamos jugando la vida”, apuntó.

(Las preguntas se recibieron a través de la cuenta de Twitter #YoMeInformoPMA.)

YMI. El porcentaje de pacientes en cuidados intensivos es del 4%, es decir que con 2,500 infectados ya estarían en uso los 100 ventiladores, ¿se ha planteado la compra de más ventiladores? Al ver la tendencia, llegaremos a esa cifra en cuestión de días....

RT. Partiría por decir que si bien es cierto que los ventiladores son un recurso importante para salvar vidas, esa no debe ser nuestra estrategia principal. Lo principal es quedarnos en casa, evitar que los casos se compliquen y que alrededor de un 4.7% llegue a una unidad de cuidados intensivos. La mayoría de los que llegan a intensivos tienen una condición crítica y, lamentablemente, con los estudios de lo que ha ocurrido en China, va a haber una mortalidad del 50%. El mensaje a la población es que el Gobierno está aplicando todo lo necesario para aumentar la capacidad de respuesta y preparándonos para el peor escenario.

YMI. El 28 de marzo pasado, el Dr. Sandoval dijo a ‘La Prensa’ que mayores de 60 años con morbilidad y COVID-19 leve recibirían Hidroxicloroquina. ¿Algún médico que haya aplicado el tratamiento puede decirnos (su) experiencia a la fecha y las dosis ensayadas. (Dr. Jethmal)

RT. Tanto la Azitromicina (que es un antibiótico) como la Hidroxicloriquina son medicamentos que deben ser prescritos por los médicos; no pueden estar autorrecetándose, porque todo medicamento puede tener un efecto secundario. En ese sentido, los protocolos diseñados por los expertos que nos vienen acompañando en el proceso de control del coronavirus plantean que se puede utilizar la Hidroxicloriquina en los casos leves y, de hecho, hay experiencias en el Complejo Hospitalario, e incluso en los pacientes que tenemos en hoteles, con dosis de 400 mm cada doce horas por cinco días, pero esta es una decisión que debe tomar un médico y no la población.

YMI. En caso que uno esté en su casa y sienta síntomas de resfriado, ¿qué es lo recomendable?, ¿llamar al 169, consultar a ROSA o acudir a algún centro médico?

RT. En primer lugar, tendría que decir que el síntoma inicial de un cuadro respiratorio de una gripe podría parecer inicialmente un caso de COVID, porque tienen algunos datos similares, pero la persistencia de la fiebre intensa y la dificultad respiratoria es un dato que rápidamente nos debe llevar a la búsqueda de atención. El 169 ha demostrado que tiene la capacidad de filtrar o de categorizar a los pacientes que deben recibir atención médica. El Gobierno, y nosotros como Ministerio de Salud, estamos dando distintas opciones en coordinación conjunta con la Caja de Seguro Social. La primera premisa es no saturen los hospitales y acudan a sus centros (de salud) y sus policlínicas.

YMI. ¿Podría haber algún tipo de secuelas en el sistema respiratorio después del COVID-19 en los pacientes recuperados?

RT. Nosotros en Panamá hemos sido muy rigurosos. Para colocar a una persona como recuperada le estamos haciendo dos pruebas (…) antes de darle la condición de recuperado y garantizar que esa persona posteriormente pueda ser identificada como una recaída, cuando (realmente) aún estaba en proceso de recuperación. Por eso, ustedes van a ver que el número de pacientes que se va a recuperar se verá lentamente, porque tienen que pasar los 14 días y además dos pruebas positivas (para recibir el alta médica). Lo estamos haciendo de una manera muy responsable y con evidencias científicas. En relación a la pregunta, hay algunos estudios que indican que puede haber un 20% de pacientes que registren alguna complicación respiratoria, pero otros estudios indican que con terapia respiratoria pueden recuperarse completamente.

YMI. A propósito de la atención sanitaria utilizando inteligencia artificial, ¿será que con la pandemia llegó el futuro de la medicina a Panamá?

RT. Panamá ha sido uno de los países de Latinoamérica que ya contaba con tecnología médica. A pesar de que nosotros los panameños no reconocemos nuestra capacidad científica y de innovación, muchos países no tienen telerradiología ni telemedicina, que Panamá tiene desde hace muchos años y en muchas instalaciones. Ahora, con “Rosa”, es una novedad, gracias a la gran capacidad de innovación de la AIG (Autoridad de Innovación Gubernamental), que viene trabajando con nosotros para poder administrar las citas médicas para especialidades. Es la era de la tecnología y Panamá está demostrando que la está utilizando.

YMI. ¿El hospital modular será utilizado temporalmente para esta pandemia o tendrá algún otro propósito a largo plazo?

RT. Efectivamente, viene a ser una respuesta inmediata para poder tener una mayor capacidad de atención a los pacientes en condición crítica, pero definitivamente vamos a poder reconvertir su uso y nosotros tenemos históricamente áreas muy vulnerables en el país, como las comarcas, sobre todo la comarca Ngäbe Buglé, y después que salgamos de esta pandemia, primero Dios y con el apoyo de toda la población, después de su desinfección, podremos ubicar este hospital modular en esa área y tener mayor capacidad de respuesta y hasta algún salón de operaciones en uno de los módulos y atacar la inequidad con los que menos tienen.

YMI. ¿Cuál es el protocolo para que los niños de meses o más grandes puedan colocarse sus vacunas reglamentarias en este tiempo de cuarentena absoluta?

RT. Tienen lunes, miércoles y viernes (la madre y las cuidadoras); y los padres, martes y jueves. Es importante resaltar que tan pronto presenten la tarjeta de vacuna y demuestren que se están movilizando a una instalación de salud, contarán con la colaboración del Ministerio de Seguridad. Al mismo tiempo, nosotros esperamos que después del día 7 (del mes en curso) la vacuna de influenza esté en el país. Inicialmente vamos (a vacunar) a los adultos mayores y a los trabajadores sanitarios.

YMI. ¿Todavía hay gran parte de la ciudadanía que no comprende la gravedad de la situación?

RT. Definitivamente. Nosotros como Ministerio de Salud hemos dado las instrucciones a los directores médicos para que pongan las multas correspondientes. Pero hoy quiero aprovechar la oportunidad para resaltarlo: poner una multa de cien balboas a una persona COVID positiva que esté utilizando un salvoconducto inadecuadamente, es irrisorio. (Se van a) incrementar las multas, porque la función nuestra es salvar vidas y si tenemos una minoría que no entiende que en estos 15 días del mes de abril estamos poniendo en juego la vida, tendremos que actuar con la responsabilidad que nos faculta ser el ente rector de la salud panameña.

YMI. Leo que hay 6 mil y tanto de pruebas hechas, pero también sé de personas que se les ha hecho hasta tres pruebas, entonces quisiera saber cómo están llevando las estadísticas, ¿en base a pruebas hechas o a personas sometidas pruebas?

RT. Tenemos un equipo que viene depurando todas las cifras, porque como bien se ha planteado, hay modelos que establecen cuál es el comportamiento del virus con cálculos matemáticos que nos permiten predecir cómo se puede comportar en el país; por lo tanto, nosotros -día a día- vamos ajustando decisiones y medidas que debemos tomar. Hay dos tipos de evaluaciones de las pruebas realizadas, las que se toman por primera vez y las de seguimiento de los pacientes. Panamá ha tomado la decisión por el momento -y digo por el momento, porque los procesos son dinámicos- de tomar dos o tres pruebas al mismo paciente para confirmar que está recuperado.

YMI. ¿Es posible que una persona que no se haya contagiado tenga anticuerpos que la hagan inmune al COVID-19?

RT. Hay personas que pueden comportarse como asintomáticos y desarrollar una respuesta inmune que definitivamente los protege por haber presentado la enfermedad sin mayor sintomatología. Hay estudios que están indicando que pueda utilizarse el plasma de convalecientes para mejorar la sobrevida de otros pacientes y, de hecho, con el equipo de nuestros asesores estamos revisando las consideraciones bioéticas de dos protocolos para que Panamá también pueda acceder a una serie de (nuevas) estrategias e intervenciones de salud.

YMI. ¿Por qué Panamá ha merecido reconocimiento internacional por sus actuaciones contra el COVID-19?

RT. Desde el primero de enero, cuando escuchamos las noticias de lo que estaba pasando en China, fuimos adelantando para prepararnos desde el punto de vista legal, de abastecimiento y las estrategias de un plan -Panamá Solidario y Protégete Panamá-. Una de las estrategias más importantes fue tomar la decisión de que el equipo de asesores del Ministerio de Salud estuviera constituido por expertos de distintos campos y disciplinas, como los doctores (Xavier) Sáez-Llorens, como la propia Organización Panamericana de la Salud, como el doctor (Julio) Sandoval, como el equipo de Epidemiología, tanto del Ministerio como de la Caja de Seguro Social, Javier Nieto… y tantos otros, y si se me ha olvidado alguno, mil disculpas, pero se han ido sumando tantos investigadores que nos han facilitado la capacidad de tomar decisiones y trabajar en equipo -como lo ha dicho el señor presidente-, que es lo que nos va permitir que Panamá no solo sea reconocida porque tiene el cumplimiento del protocolo, sino por adelantarse.

YMI. Del total de pruebas diarias realizadas, ¿cuántas son a personas que presentan los síntomas del COVID-19, a los que ya les han hecho las pruebas anteriormente y a los que salen de cuidados intensivos. ¿A este grupo lo suma como pruebas nuevas?

RT. Las cifras que estamos depurando arrojan que un 25% están saliendo positivas y esto tiene que ser visto como una evidencia de análisis mucho más abierto. Tener pruebas positivas va a dar mayor número de casos y eso preocupa; pero tener más muestras y poder encontrar a las personas que están en riesgo, incluso poder colocarlas en hoteles para poder verificarlas, nos da la oportunidad de que no sean pacientes de hospital o de la unidad de cuidados intensivos.

YMI. Un mensaje final al país y su advertencia a quienes insisten en las llamadas falsas al 169…

RT. Lamento tener que asumir un liderazgo un poco autocrático, pero contra el que no cumple vamos a tener que tomar medidas para proteger a la colectividad. A cada llamada falsa se le aplicará la restricción del servicio, además de otras sanciones correspondientes... Estas dos semanas -por las proyecciones que tenemos- pueden ser semanas muy difíciles para el sistema sanitario. Pero el cambio de este escenario poco optimista que estamos señalando depende de la actuación de cada uno de los miembros de la sociedad y de la disposición de proteger a sus familias. Si cada individuo protege a su familia, el trabajo que viene realizado el Gobierno, a través del Plan Panamá Solidario y del Ministerio de Salud, será mucho más fácil y vamos a poder alcanzar los objetivos.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content