Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Guadalupe

Por: Por: Alfonso Zamora -

No cesan las agresiones verbales o físicas de los políticos contra los periodistas, siendo los periodistas de Epasa uno de los principales blancos históricos. En esta ocasión, la víctima ha sido la comunicadora de NEXtv Guadalupe Castillero, quien ha sido demandada por una entrevista en la que ella al final invitó a la contraparte a decir su verdad, por lo que la acción judicial hay que leerla entre líneas.

Pero recordemos algunas persecuciones en contra de los periodistas de Epasa: Nacho Valdés, jefe de redacción de “El Panamá América”, recibió golpizas por parte de los “varilleros” del partido Liberal mientras se encontraba en el café Coca Cola de Santa Ana.

Publicidad

Escolástico “Fulele” Calvo, director de “La Hora”, también de Epasa, recibió cinco balazos cerca del Ministerio de Hacienda, y Roberto “Tito” Arias, uno de los dueños de esta editora, quedó en silla de ruedas tras ser tiroteado en una “vendetta” de la Guardia Nacional.

Otro caso de agresión fue el del radiocomentarista Ramón Pereira, quien fue golpeado en su emisora por denunciar la corrupción de los ediles capitalinos.

Es bueno recordar que una medida de los militares al dar el golpe de Estado de 1968 fue la de expropiar Epasa y aplicar la censura a los medios de comunicación social.

La acusación contra Guadalupe Castillero es ilógica y frente a eso no hay nada que analizar, a menos que la Corte Suprema de Justicia la procese; eso nos haría pensar que están moribundas la libertad de expresión y la democracia.

Castillero se viene destacando por su inteligencia, capacidad de análisis y forma parte de la nueva generación de comunicadoras que tienen como ejemplo a la combativa Mayín Correa.

La joven periodista recibe el respaldo de un país que ha reaccionado porque amedrantar a los periodistas es el comienzo de la pérdida de la libertad.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title