Block title
Block content
Block title
Block content

Personalidad

Por: Por Milcíades Ortiz Catedrático -

Uno de los misterios que existen para reconocer cómo somos los seres humanos, es el de la personalidad. Hay diversas teorías sobre esto, pero ninguna es definitiva. Somos varios miles de millones en el planeta. Se supone que existirán muchos con igual personalidad, si nos dejamos llevar por enfoques numéricos. Así mismo dicen de la vida humana en el Universo. Pero hasta ahora han fallado los números y no hemos encontrado vida en otros mundos…

¿Por qué es importante conocer cómo somos las personas? Importa porque facilitará las relaciones desde padres e hijos, hasta de pueblos y países. Mejoraría las “interacciones sociales” como dirían algunos sociólogos. Esto es básico para la convivencia pacífica entre razas, culturas y religiones. Se evitaría conflictos armados de todo nivel, que dejan miles de muertos, heridos y destrucción. Desde hace tiempo se señalan dos enfoques que buscan explicar las diferentes personalidades. Uno indica que el hombre nace con su manera de ser definida. Esto tiene el respaldo de las religiones, que hablan de un “soplo divino” para explicar la presencia de los seres humanos.

Publicidad

Otra teoría afirma que la mente de los recién nacidos es una “tabla rasa”, que no tiene nada de su personalidad. Serán las circunstancias físicas, sociales y políticas, que harán su personalidad. Varios sociólogos respaldan esta idea. Si Ud. pertenece a un grupo de cierto nivel económico, nacerá en un hospital con todos los cuidados de salud… ¡y aire acondicionado! Pero si la criatura es del sector pobre, vendrá al mundo de forma distinta: sin supervisión médica del embarazo y con limitaciones. Ellas pueden ir desde la inadecuada alimentación hasta un ambiente físico negativo, en camas con poca higiene y con calor.

Desde bebés esta situación va a influir en la personalidad. (Por años se dijo que los rebeldes venían de sectores muy pobres). Este planteamiento añadía otros factores que hacían que las personas fueran distintas. El sexo era importante. Ser mujer en sociedades machistas causaría discriminación sexual, económica, educativa, política, etc. En Panamá y otros países, actualmente las mujeres ganan un salario inferior a los varones, aunque tengan la misma educación. También importaba el lugar y la época de nacimiento. No era lo mismo nacer en Europa que en un país asiático. He conocido personas que confirman y niegan cada una de estas dos teorías. Pienso que existe una personalidad básica al nacer, pero la realidad social tiene algo que ver con las personalidades.

Block title
Block content
Block title
Block content