Lavan los pies al Cristo de Esquipulas

Por: Elena Valdez -

Cientos de personas se concentraron en la iglesia de Antón para recibir el algodón y agua bendita del lavatorio de los pies del santo Cristo de Esquipulas, acto que se ha convertido en un ritual católico de fe y devoción.

Ayer, la misa comenzó a las 12:00 p.m. y fue presidida por el presbítero Esaú Estrada, párroco de Antón, quien destacó la participación del pueblo antonero, que tiene mucha fe en este santo, al igual que devotos de todo el país, que viajan de lejos para recibir la bendición del Cristo y para observar el lavatorio, cambio del sudario y de la peluca del santo Cristo, como tradicionalmente se hace todos los años en esta iglesia, horas antes de que empiecen las novenas.

Publicidad

Los devotos del santo Cristo de Antón esperaron horas para recibir el agua bendita, una vez el sacerdote lavó los pies del Cristo en una canoa. En completo orden, el sacerdote mandó que después de la misa se bajara con cuidado al santo y se le colocara en una mesa, y fue allí donde se realizó la ceremonia.

Esaú Estrada, párroco de Antón señaló que todos los años se realiza este acto o ceremonia religiosa después de la misa, porque es una forma de dar a conocer la fe que tiene este pueblo por el santo que les ha hecho muchos milagros.

Para los devotos, tanto el algodón como el agua bendita son una bendición que cura enfermedades.

Ayer seis de enero, arrancó la primera novena del santo Cristo que concentra miles de personas en este pueblo antonero, durante el mes de enero.