Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Comerciantes de Oeste piden más seguridad antes actos delictivos en cuarentena

Para los pequeños comerciantes, dijo Eduardo Lemos, las pérdidas económicas se pueden calcular entre un 15% a un 20% desde que inició la cuarentena.
Comerciantes de Oeste piden más seguridad antes actos delictivos en cuarentena

Por: Eric Montenegro -

La Asociación China de Panamá Oeste solicitó a la Policía Nacional (PN) mayor seguridad para evitar posibles casos de vandalismo y saqueo de los establecimientos comerciales que aún permanecen abiertos.

LEE TAMBIÉN: NUESTRA EDICION IMPRESA AQUI

Publicidad

El llamado surge luego de los hechos acontecidos en la ciudad capital y el reciente hurto de más de B/. 5 mil 100 en mercancía a un minisúper del distrito de Chame.

Para Eloy Chong, miembro de este gremio en el distrito de La Chorrera, el temor de los comerciantes puede provocar que opten por cerrar sus locales, lo cual dificultaría a la población el poder adquirir alimentos cercas de sus hogares.

Indicó, además, que se ha recomendado a los paisanos mantenerse alertas ante cualquier evento e incluso despachar mercancía con las rejas del local cerrado.

Los más golpeados por la cuarentena han sido los restaurantes, los cuales han debido cerrar sus puertas por las restricciones establecidas por el Ministerio de Salud (MInsa), pero que han optado por donar comida a los hospitales, Policía Nacional (PN), hogares de ancianos y comedores infantiles.

Para los pequeños comerciantes, dijo Eduardo Lemos, las pérdidas económicas se pueden calcular entre un 15% a un 20% desde que inició la cuarentena. Uno de los temas que preocupa es el pago a las entidades bancarias y acreedores dijo Lemos.

Insistió en que el mantenerse en casa es una para evitar se propague el Coronavirus (Covid19) es un sacrificio que toda la población debe hacer.

En el distrito de Capira, los pequeños comerciantes aun aguardan la aprobación de una moratoria en el pago de los impuestos por un plazo de 90 días, toda vez que la mayoría de ellos debió cerrar operaciones temporalmente.

No obstante, el alcalde Jorge Ramos, indicó que una moratoria de este tipo implicaría un fuerte golpe a las finanzas municipales y que repercutiría en el pago de la planilla municipal.

Explicó, además, que el ayuntamiento depende en un cien por ciento de las recaudaciones por lo cual se requeriría de un subsidio del Gobierno central, para poder hacer frente a los compromisos salariales.

Ramos indicó que se han estado utilizando los fondos de la Ley de Descentralización asignados al municipio para la compra de alimentos y otra ayuda que se está brindando a la población.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content