Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Dahan: tengo grabadas las extorsiones

A Shy Dahan se le investiga por el delito de supuesta estafa a través de la venta de un apartamento en 2015

Por: Jorge Luis Barría / Crítica -

La venta de un lujoso apartamento en el 2015, ubicado en el piso 57 del PH Vitry Tower Costa del Este, fue el detonante del caso que se le sigue al israelí Shy Dahan, quien se encuentra prófugo de la justicia de Panamá y denunció que pagó $1 millón en extorsiones a autoridades panameñas –entre ellas un ministro- y la mafia que operaba en La Joyita.

Dahan asegura tener evidencias que demuestran cómo fue armado su caso en Panamá, cómo lo extorsionaban, además de poseer documentos en los que aparecen envueltos varios funcionarios de alto nivel.

Asegura que cuenta con las grabaciones de videos y audios, además de mensajes de los teléfonos personales que demuestran quiénes son los involucrados. Lo tengo todo grabado, dijo.

Publicidad

Así empezó todo

Dahan explicó a “Crítica” que el proceso que se le sigue por supuesta estafa se inició cuando puso a la venta su apartamento

"Otorgué un poder general a mis abogados para vender la propiedad por un valor de 1,750,000.00 dólares, al venezolano Youssef Assad Bultaif, quien ofreció $1,575,000.00 por el inmueble”.

Dahan indicó que a través de sus abogados acordaron que el comprador le realizara un abono de 250,000.00 dólares para la reserva del inmueble y de no cumplirse el tiempo estipulado en 30 días, el ofertante perdería el dinero.

Tras el incumplimiento del comprador, los abogados de Dahan procedieron a notificar de la pérdida del dinero, por lo que el venezolano pidió una nueva prórroga que volvió a ser incumplida.

El venezolano amenazó tanto a Dahan como a sus abogados, por lo que el israelí decidió presentar una demanda civil para detener el acosamiento.

A pesar de que el inmueble se encontraba en un litigio, Shy explica que ordenó a sus abogados proseguir con la nueva venta, por lo que el venezolano lo acusó de estafador y se le abrió un proceso en su contra.

Ante esta situación Interpol emitió una alerta roja contra Shy Dahan, aunque este asegura que nunca se le notificó ni a él ni a sus abogados del proceso legal del que se le acusó.

Dahan explica que fue la policía del aeropuerto de Barcelona, España, que le notifica sobre la orden de extradición que había en su contra por estafa en Panamá.

Estuve tres meses y medio preso en España, por primera vez en mi vida.

LEE TAMBIÉN: Dahan: me tumbaron $1 millón

Tras su llegada a Panamá, Dahan tenía una fianza de 300,000 dólares impuesta por el Juzgado Sexto, misma que intentó pagar, sin embargo, la defensa del venezolano apeló ante el Segundo Tribunal de la Corte Suprema de Justicia.

"Estos procesos normalmente demoran 30 días, extrañamente mi caso no se resolvió en ese tiempo, sino que han pasado cuatro meses y nada", dijo Shy Dahan.

Mientras Shy esperaba el proceso, fue llevado a La Joyita, donde empezó el supuesto caso de extorsión en su contra y donde hay varios funcionarios detenidos por la evasión del israelí.

Investigaciones

La fuga del israelí causó gran revuelo en cada uno de los pasillos de La Joyita, el temor se apoderó de los involucrados, quienes trataron de ocultar la forma cómo se había dado a la fuga, reportando 24 horas después lo sucedido, en un informe supuestamente alterado, por lo que la Dirección General del Sistema Penitenciario emitió un comunicado el día 15 de junio sobre la evasión del privado de libertad.

Todos hablan de lo ocurrido, reos, custodios y hasta los propios encargados del penal, quienes temblaron, cuando se dio a conocer que supuestamente les habían pagado a varios de ellos para lo ocurrido.

Estas revelaciones se dieron a conocer un mes después, cuando el pasado 16 de julio, el Ministerio Público y la Policía Nacional en medio del operativo denominado "Corrección", aprehendieron al comisionado Ramón Castellanos, al director de La Joyita, Elías Miranda, y al subdirector del penal, Plutarco Pedreschi.

El 17 de julio a los involucrados se les otorgó la medida cautelar de reporte periódico, pero el 24, el Tribunal de Apelaciones la revocó y cambió a detención provisional para los involucrados, y a las unidades de la policía Ramón Castellanos  y Humberto Herrera.

Un día después, el comisionado Castellanos y el mayor Herrera fueron dados de baja de la Policía Nacional, tras ser imputados por el caso de la evasión, el 25 de julio.

Una fuga en entredicho

Este jueves, Shy Dahan dijo a Crítica que se evadió de Panamá porque sentía que su vida corría peligro y debido a las extorsiones que a diario debía enfrentar de altos y bajos funcionarios.

Habló del momento de su fuga, que supuestamente ocurrió en el área de estacionamientos de un banco, ubicado en Calle 50, donde minutos antes de entrar a la sucursal bancaria había llegado con un custodio, escoltados por tres carros más.

El operativo fue organizado para pagar un millón de dólares exigidos por los "grandes", como parte de la red de extorsión que lo tenían sometido desde que ingresó al penal el 16 de marzo.

"Salí por los parqueaderos, y ahí me esperaron mis investigadores privados;  de ahí me llevaron al aeropuerto, donde abordé  un avión privado hacia Miami, y de ahí me fui a Israel", dijo Dahan, quien agregó que "por el momento y por mi seguridad no quiero decir el nombre del banco".

El israelí, quien trabajó para el servicio secreto de su país,  aseguró que el proceso que se le sigue fue montado, en el que se encuentra involucrado un ministro de Estado.

Dahan asegura tener evidencias que demuestran cómo fue armado su caso en Panamá, cómo lo extorsionaban, además de poseer documentos en los que aparecen envueltos varios funcionarios de alto nivel.

LEE TAMBIÉN: Gobierno Nacional reitera diálogo y puertas abiertas con los productores

Dahan, por quien la Policía Nacional ofrece una recompensa de 10 mil dólares, asegura que cuenta con las grabaciones de videos y audios, además de mensajes de los teléfonos personales que demuestran quiénes son los involucrados.

Lo tengo todo grabado, dijo.

Sobre las informaciones que han aparecido en medios internacionales sobre su supuesta vinculación a hechos delictivos en México y Estados Unidos, reiteró su inocencia y dijo que está limpio y puede demostrarlo.

"Soy empresario. Yo soy uno de los dueños del Casino Hilton Park Lane en Londres y tengo un portafolio de negocios de más de 50 millones de euros. No soy criminal. Ustedes tienen que entender eso.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title