Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

"Imputado y víctima nunca llegaron a la habitación"; Cosca, solo mencionado

La abogada Holanda Polo dijo que el proceso está viciado porque se alteró toda escena.

Por: Redacción / Crítica -

La fiscalía solicitó que la audiencia de Control de Garantías y legalización de pruebas por el homicidio ocurrido el 7 de julio en el hotel El Panamá, en el que figura como víctima Eduardo Calderón, cuñado de Hadidi Saavedra, fuera reservada.

Así lo confirmó Javier Quintero, abogado del padre David Cosca, quien aseguró que su defendido "no es ni ha sido imputado en este proceso", y que se menciona al igual que otras 45 personas más, que son testigos y colaboradores de la investigación.

Publicidad

Agregó que como parte de la investigación, más de 40 celelulares se han revisado y "a todo el mundo se le han hecho pruebas de toda naturaleza"  al igual que al padre Cosca.

Aunque dijo desconocer la relación entre el imputado y el padre Cosca, si confirmó que el sacerdote alquiló la habitación del hotel y la razón de ello se había explicado en la audiencia, pero formaba parte de la reserva del caso.

Por su parte, Holanda Polo, abogada del imputado Hidadi Saavedra, dijo que el proceso está viciado, ya que la escena del hecho fue alterada por colaboradores del hotel.

Sobre los resultados de la necropsia, la abogada indicó que Calderón murió por un golpe contundente en la cabeza, que puedo ser el resultado de una caída y golpe con el piso. Reveló también que tanto su representado como el occiso "venían de la calle, tranquilos, con ventimentas y nunca llegaron a una habitación del hotel".

La jurista indicó que no tiene los resultados del ADN porque las copias las mantiene la Fiscalía y podría estar entregándoselas aproximandamente dentro de 3 días.

Lo que sí dijo conocer, que Calderón registraba un  172.32 nivel de alcohol en su cuerpo.

Según la jurista, todo el proceso está viciado, ya que toda la escena de los hechos fue alterada por colaboradores del hotel.

Hasta hoy, como parte de las investigaciones del caso, la Fiscalía de Homicidios realizó una inspección a las oficinas del sacerdote David Cosca, en la parroquia Divina Misericordia, donde fueron para revisar una computadora y memorias USB, reveló la abogada Saray Blaisdell.

También se  revisarán los  celulares del detenido, el exmonaguillo Hadidi Saavedra, y el del separado sacerdote Cosca. Al igual se cuentan con las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel.

Como parte de una inspección ocular que realizó el Ministerio Público (MP) en la habitación #47 del hotel, funcionarios del Ministerio Público lograron ubicar una nueva prueba en el balcón de la habitación que alquiló el padre Cosca, donde confesó Hidadi Santos Saavedra.

LEE TAMBIÉN: Lo que se conoce del caso que toca a la iglesia y al padre CoscaSaray Blaisdell, abogada de Valentín Calderón quien encontró el cuerpo de Eduardo, destacó que en medio de la inspección que realizaron en la habitación #20 de su cliente no se encontraron pruebas, pero que en cambio en la #47 sí se hallaron algunos indicios que serán analizados.

Blaisdell manifestó que al lugar llegaron unos planímetros, quienes en la inspección que duró más de tres horas, midieron la cantidad de pasos que pudo haber dado la víctima desde el cuarto hasta la escalera donde fue encontrado el cuerpo.

LEE TAMBIÉN: Cosca confesó a sospechoso de crimen en El Panamá

Para los próximos días se espera que se realicen nuevas audiencias en la sala del Sistema Penal Acusatorio en Plaza Ágora, pra que se de la legalización de nuevas pruebas, según dio a conocer la jurista.

Hasta el momento los resultados de las pruebas de cotejo de sangre no salen, por lo que Blaisdell indicó que se mantiene a la espera que se de a fin de comprobar con hechos de quienes son los involucrados en el homicidio.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title