Panameño pagará 23 años por extorsionar mujeres para brindar servicio sexual

Los cuales fue condenado el panameño se descubrieron el 10 de noviembre de 2017, cuando fue ubicado en un hostal, en el corregimiento de Betania, donde mantenía privadas de su libertad a mujeres de nacionalidad colombiana y venezolana.
Los hechos por los cuales fue condenado el panameño se descubrieron el 10 de noviembre de 2017.

Los hechos por los cuales fue condenado el panameño se descubrieron el 10 de noviembre de 2017.

Por: Redacción / Web -

Panamá- A 23 años de prisión, como pena principal, fue condenado un ciudadano panameño, por los delitos de trata de personas (servidumbre sexual), secuestro y extorsión, por el Tribunal de Juicio Oral del Primer Circuito Judicial de Panamá a solicitud de la Fiscalía Primera Especializada Contra la Delincuencia Organizada,

La fiscal de Circuito, Esperanza Montenegro, en representación del Ministerio Público, logró que durante el Tribunal también le impusiera al sentenciado una pena accesoria mediante la cual se le inhabilitó para ejercer funciones públicas por el término de cinco años, luego de que salga de la cárcel.

Publicidad

Según informó el Ministerio Público, los hechos por los cuales fue condenado el panameño se descubrieron el 10 de noviembre de 2017, cuando fue ubicado en un hostal, en el corregimiento de Betania, donde mantenía privadas de su libertad a mujeres de nacionalidad colombiana y venezolana.

LEE TAMBIÉN: Sujetos roban en Arraiján; escapan hacia la capital; los persiguen y agarran

Según quedó plasmado en el expediente de la investigación de este caso, el sentenciado trasladaba a las femeninas a distintos hoteles del país en donde las mantenía sometidas a abusos sexuales y torturas.

Se logró comprobar que las víctimas eran captadas por mujeres en bares de la ciudad capital y quienes les ofrecían trabajar brindando servicios sexuales a un cliente que se hacía llamar “DON JOSE”, y quien les pagaría les $500.

Al llegar al hotel donde se mantenía el supuesto “DON JOSE”, las mujeres eran despojadas de sus pasaportes, celulares y pertenencias, para luego ser sometidas a maltratos físicos, abusos sexuales y además, bajo la amenaza, eran obligadas a reclutar a otras damas para el sentenciado, y si no lo hacían les decían que sus familiares sufrirían las consecuencias.

Contenido Premium: 
0