Mejorando la vida

Por: Yalena Ortíz -

Por solo $2.00 los panameños pueden acceder a las conocidas aguas termales que se ubican en el Valle de Antón.

Estas piscinas están repletas de agua, que contiene maravillosos elementos volcánicos provenientes del subsuelo de esta región.

Los pozos de aguas termales son manejados de forma colectiva por la población, que es guiada por la Cámara de Turismo local.

Es un lugar confortable, con vestidores, baños, servicios y hasta facilidades para las personas con discapacidad.

Para llegar se cruza un puente en arco sobre una quebrada y después se llega al área de merenderos. Todo el lugar está lleno de árboles, lo que le da un ambiente fresco y agradable.

Lo más singular de este espacio turístico es que hay un rincón para baños de lodo, que se ha hecho famoso entre los turistas que visitan los hoteles de la región central de nuestro país, como Decameron, Playa Blanca...

La conformación química de estas aguas y del lodo muestra una combinación de magnesio, boro, silica, bicarbonatos, cloruros, sodio, zinc y más que brindan beneficios al organismo, entre los que se puede mencionar, relajamiento corporal y mejoras terapéuticas para enfermedades como el reumatismo.

Desde hace muchos años el Valle de Antón se ha convertido en un destino turístico. Por ello en los últimos años ha tenido un desarrollo hotelero para diversos presupuestos, además se han realizado mejoras al mercado artesanal donde las personas acuden en busca de un recuerdo.

Otro de los atractivos de esta región es la leyenda de la

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.