Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Panamá se juega más que un partido amistoso ante Ecuador

Por: Panamá AP -

Panamá recibe en partido amistoso a Ecuador, una cita que tiene como principal protagonista al técnico colombiano Hernán Darío Gómez, quien enfrentará a los canaleros por primera vez después de clasificarlos a su primer mundial.

El partido, a disputarse en el estadio Rommel Fernández de la ciudad de Panamá, traerá recuerdos a “El Bolillo”, en la que fue su anterior casa y donde la afición lo considera un héroe.

Publicidad

Con una liga semiprofesional, con escasez de infraestructuras y sin grandes estrellas, Gómez logró en el pasado Mundial de Rusia lo que ningún otro antes: que la hinchada panameña disfrutara de su selección mayor en una Copa del Mundo, pese a quedar últimos.

"Es un partido de amigos", dijo Gómez, quien se mostró "contento" de regresar a Panamá y encontrarse "con toda la gente con la que sufrimos y sonreímos en la eliminatoria pasada y en el Mundial".

Pero ahora dirige a Ecuador y llega a tierras panameñas con el objetivo de obtener su segunda victoria al hilo, tras el triunfo logrado la pasada semana (2-0) en Perú, a punta de solidez defensiva y contragolpes demoledores.

Para los panameños, el compromiso llega tras una derrota frente a Honduras, lo que ha disparado las dudas sobre el futuro de un combinado que aún no tiene un técnico fijo.

Además, la selección mayor no gana desde octubre de 2017, cuando derrotó a Costa Rica en aquella noche mágica donde consiguió a última hora su clasificación mundialista.

Desde entonces suma 9 derrotas y dos empates.

El DT interino, Gary Stempel, busca dar con la tecla de cara a dejar un equipo formado al próximo seleccionador, que ya no podrá contar con un puñado de veteranos, que decidieron echarse a un lado tras el Mundial de Rusia.

Stempel, con el que Panamá logró en 2009 la Copa Centroamericana -único título en las vitrinas canaleras- trata de integrar a un grupo de jóvenes con los que ya trabajó en las categorías inferiores.

Pero hasta la fecha no han dado, a corto plazo, el salto definitivo como para ilusionar a una afición que ya sueña con Catar-2022.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title