Cuatro generaciones despiden a "Beby" Arango

También fue recordado como un hombre capaz de "cualquier sacrifico" por su familia.

Por: Eliécer Navarro / Crítica -

Cuatro generaciones de personalidades de los mundos político, empresarial e hípico del país abarrotaron la parroquia San Lucas, en Costa del Este, para darle el último adiós a una de sus más prominentes figuras: el "Caballero de la Política", "el hombre de las manos limpias", don Raúl "Beby" Arango. Más de mil personas acudieron al templo católico para rendir sus respetos a don Beby, cuyos restos fueron cremados el día anterior. Raúl Arango fue ministro de la Presidencia y de Comercio en el gobierno de Ernesto Pérez Balladares, además de fundador del partido Liberal Nacional, y presidente de la Sociedad de Dueños de Caballos. Era padre del actual director de Pandeportes, Roberto "Bob" Arango. Durante la misa funeraria, se destacaron los atributos de hombre, de político y de empresario que siempre caracterizaron a don Beby: los de la caballerosidad y la transparencia, así como su don de conciliador. También fue recordado como un hombre capaz de "cualquier sacrifico" por su familia. "Don beby ha dejado un legado de caballerosidad, un legado de integridad. Deja un gran vacío en su familia, y también en el mundo de la hípica, pero sobre todo lo que deja es la herencia de elegancia y transparencia", dijo el exdiputado José Luis Fábrega. A juicio del actual magistrado del Tribunal de Cuentas y exmiembro del Partido Liberal, Alberto Cigarruista, Arango fue un ejemplo de inteligencia política. "Era una persona que a pesar de su estrato social, era cariñoso con las personas de todos los estratos sociales", dijo el actual ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán. "Todavía en la Presidencia de la República, funcionarios se acuerdan de sus dotes de caballerosidad". La periodista Mayín Correa lo recordó como una persona "con mucho carisma" y al cual todos buscaban para conciliar en los conflictos.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.