Block title
Block content
Block title
Block content

La Cumbre de los Motta y Varela

Por: -

El presidente Juan Carlos Varela admitió haber sostenido una reunión con su mayor donante de campaña, Stanley Motta, y el dirigente del Movimiento Independiente (Movin), Alfredo Motta, organización que lo apoyó durante la campaña electoral.

Varela salió el viernes 14 de agosto de un conversatorio con autoridades de la comarca Ngäbe-Buglé, en Hato Chamí, y se fue a la finca de los Motta, en Tierras Altas chiricanas, a mantener una amena reunión privada.

El encuentro con los Motta se dio durante un inventario y subasta ganadera de la familia Motta, en Remedios. Para esas fechas se sacaba a licitación un millonario contrato para la generación termoeléctrica.

AES Corporation, empresa ligada a los Motta, se hizo de la licitación el 8 de septiembre pasado, con lo cual dominaría el 75% de la generación de este tipo de energía en el país. Víctor Urrutia, el actual secretario de Energía nombrado por Varela y que además fue colaborador de AES, encabezó la licitación.

Este acto público fue denunciado por la empresa IPPCO ante el Departamento de Justicia de EE.UU., por posibles ilegalidades.

En la cuestionada reunión también estaba Alfredo Motta, directivo de Movin, grupo que lleva una dura campaña pidiendo la renuncia de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y que incluso se reunió con ellos para cuestionarlos severamente.

Días después del encuentro, Varela anuncia la convocatoria para escoger a tres magistrados. Dicho grupo, incluso, ha manifestado públicamente que tiene candidatos para llenar las vacantes.

Al respecto, el secretario general del Consejo Nacional de Unidad Sindical (Conusi), Gabriel Castillo, señaló que dicha reunión dejó en evidencia los intereses del presidente y de sus máximos donantes en campaña.

"Para nadie es un secreto la participación de los Motta en la campaña de Varela. Da mucho que hablar ese hecho. Y esto es dañino para el país porque el presidente podría inclinarse a favor de sus donantes al tomar una decisión en temas comerciales o económicos".

Justicia inducida y a la carta

Un esquema elaborado por el Gobierno para influir en las investigaciones contra funcionarios de la administración Martinelli está quedando al descubierto poco a poco.

El "modus operandi" en los casos relacionados con el exmandatario Ricardo Martinelli es el mismo, y en la campaña figuran las recientes declaraciones de la procuradora Kenia Porcell; la intromisión de grupos de la autodenominada sociedad civil y abogados particulares en casos que investiga el Ministerio Público; reuniones en fincas privadas con donantes y grupos que apoyaron la campaña del presidente Juan Carlos Varela; así como las sincronizadas publicaciones de casos de alto perfil en los medios aliados al gobierno.

La estrategia quedó en evidencia cuando la propia procuradora Kenia Porcell confesó en vivo y a todo color que la Alianza Ciudadana Pro Justicia, con su principal figura Magaly Castillo, tiene acceso especial a los expedientes de alto perfil y que dicha agrupación ejerce un "control jurisdiccional" y de fiscalización sobre dichas carpetas.

Días después, el exdirector de la Policía Técnica Judicial Jaime Abad dijo que él y el excontralor Alvin Weeden "asesoran" a los fiscales en dichos casos, lo que confirma la intromisión de personal ajeno al Ministerio Público que podría estar filtrando información, con el aval de Porcell y los fiscales, a los medios de comunicación, lo que viola uno de los principales derechos de los procesados: la reserva del sumario.

Abab, Weeden y Castillo se toman periódicamente los medios para hablar de los procesos.

La relación que existe entre algunos medios con el actual gobierno es abiertamente conocida. El poder accionario de TVN canal 2 es dominado por el empresario Stanley Motta. En el caso de Corporación La Prensa, el expresidente de la junta directiva Fernando Berguido es hoy embajador en Italia, y la exsubdirectora María Mercedes Corró es embajadora en España.

La foto de la reunión entre el empresario Stanley Motta, el dirigente de Movin Alfredo Motta y el presidente Varela añade más convicción a este entramado de poder.

Movin apoyó como grupo la candidatura de Varela y desde entonces ha seguido apoyando y acusando en los medios aliados al gobierno a Ricardo Martinelli de corrupción. Muchos de los miembros de Movin han sido nombrados en altos puestos del Gobierno.

Frente a esta situación, varios sectores coinciden en que existe toda una estructura política y judicial para no solo desacreditar a los contrarios, sino para acallar las voces críticas. Así lo ve el excandidato presidencial Juan Jované. "Es un error garrafal dejar que personas ajenas a los procesos revisen los expedientes para que luego los ventilen en los medios de comunicación", expresó Jované.

Block title
Block content
Block title
Block content