La real boda en el gueto

Por: Luis Batista -

No tiene un príncipe, pero sí un guerrero.

Hoy, mientras Kate Middleton jurará amor eterno al príncipe William, en Inglaterra, acá, en Panamá, otro es el cuento. No es de hadas ni de sangre azul, es del gueto y de sangre roja. ¡En la real de la leyenda!

La protagonista principal de esta historia de barrio es Lolita. Ella tiene gustos más exóticos que los de Kate. En la jerga del gueto sería: más ribeteá. Dolores reveló a Crítica, en exclusiva, los detalles de la boda de sus sueños.

Es la historia de un amor que se desarrolla en San Joaquín, corregimiento de Pedregal. Allá donde el fulgor de los fuegos artificiales son reemplazados por el ¡plof!, ¡plof!, ¡plof! de las balas. Sin embargo, Lolita desea un matrimonio frente al mar... En playa Blanca. "¿Tú te imaginas?", pregunta ella, al tiempo que se autorresponde: ¡Biiieeen pretty!

El pastor sería Jeffenson Donalson, "Chicho Man". Sí, el ex reguesero que ahora le canta a "Tocris" (así le dicen a Cristo, algunos manes del gueto).

Lolita tiene 21 años. Cursa el primer año de la carrera de Turismo. Para ella el vestido de novia ideal sería de color rojo, largo, con pedrerías en el pecho, con cola y velo. "¡Bien espectacular!", afirmó.

"Zapatos altos de plataforma. Maquillaje que vaya a tono con mi piel y el cabello pinta´o de rojo" y para sellar lo dicho: "¡Bien espectacular!".

Invitados y menú

Los choteados para la boda de Lolita serían las personas más allegadas a su entorno, amigos y gente del barrio. Cuando se le preguntó a quién no invitaría, estuvo a punto de contestar un nombre, sin embargo se abstuvo y dijo: "Yo no tengo enemigas".

El menú para el enlace nupcial debería ser "estilo bufé, los mejores platillos: bocadillos, lenguetazo, postre, cóctel, vodka", manifestó mientras su hermana agregaba "sao", pero Lolita la refutó: "¡Sao de qué!, ¿'tas loca?".

Novio ideal

Ella dice que su man ideal debe ser un hombre "hermoso, que se vea bien, buen físico de cuerpo, ojos chocolates, pelo suave, que no se haga aliset... ¿por qué tú te imaginas...? Yo no me voy a casá con un gorila..., porque después cómo me va a salí la cría...", se interrogó.

Aparte de eso, el man ideal de Lolita tiene que tener carro, trabajar y, si es posible, estudiar Derecho: "Yo Turismo y él Derecho... ¿Te imaginas esa combinación?".

Man real

Entre lo ideal y lo real de la vida hay mucha diferencia. El man de Lolita es un boxeador. Ahora está en Miami y viene a final de septiembre. Ella no lo cambia por nadie.

Lolita asegura que no envidia para nada a la futura princesa Kate: "No me gustaría casarme con un hombre así (príncipe)... ¡Déjame con el que tengo!", decía mientras caminaba apresurada para subir a su diablo rojo.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.