Monseñor Ulloa recordó a envenenados y calcinados

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa se refirió en su homilía de este domingo a a las víctimas del envenenamiento con el jarabe tóxico dietilenglicol y los calcinados

Por: Redacción/Web -

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa se refirió en su homilía de este domingo a a las víctimas del envenenamiento con el jarabe tóxico dietilenglicol y los calcinados por el incendio del autobús 8B-06 en la Avenida Martín Sosa, ambos hechos ocurridos en octubre del año 2006. Ulloa, expresó que mirando al país, lo más doloroso y trágico ha sido “la pérdida de vidas humanas”, al referirse al consumo masivo del jarabe dietilenglicol que acabó con la vida de más de 130 personas, y causado afectaciones a cientos de panameños; así como las 18 víctimas que murieron calcinadas en el en la avenida Martín Sosa. Ulloa hizo un llamado a seguir exigiendo sus derechos, y agregó que exigir mejoras en transporte y salud es un homenaje que se le puede hacer a aquellos que perdieron la vida. Todavía la justicia no ha hecho lo que tiene que hacer. A 9 años todavía los expedientes duermen en el segundo tribunal de justicia”, señaló Ulloa. Igualmente dijo que“no debemos escudarnos en escusas”, sino que las personas e instituciones responsables preguntarse si hay manera de hacer mejor las cosas, “frente a la responsabilidad que tenemos en la vida”. “Los familiares de estas víctimas, están en todo su derecho de seguir conociendo y exigiendo hasta donde sea posible la plena verdad de lo sucedido y de exigir responsabilidades a quienes la tengan, porque a los seres queridos fallecidos, nadie les devolverá la vida”, afirmó el jefe de la Iglesia Católica.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.