Block title
Block content
Block title
Block content

Se fue Leis hacia la luz

Por: Luis Batista -

"¡Viva Raúl Leis!". Ese fue el grito que resonó ayer cuando sacaban sus restos mortales del Paraninfo Universitario.

Precisamente en ese recinto, donde tantas veces Leis había disertado sobre la realidad social del país y de los grupos más vulnerables, fue donde le dieron el homenaje póstumo.

Publicidad

Allá, el saber dio paso a los sentimientos. Es que -más que despedir y honrar al catedrático, sociólogo, cuentista, dramaturgo y ensayista- sufrían por la pérdida del hombre, el padre ejemplar y el amigo singular. Estaban sus hijos; la viuda, Mariela Arce; otros familiares, amigos y un sinnúmero de personalidades de la esfera política, cultural y educativa del país, y las autoridades de la Casa de Méndez Pereira.

En una pantalla se proyectó un documental sobre la vida y obra de Leis, mientras el féretro era custodiado, a turnos, por los presentes.

Con lágrimas y la voz entrecortada, su esposa Mariela elogió el destacado papel que jugó Leis en la sociedad panameña.

El escritor Enrique Jaramillo Levy dijo que perdió al "amigo entrañable". El economista Juan Jované expresó que Leis no fue un simple teórico; lo citó: "Lo que pienso lo hago". El sociólogo Olmedo Beluche destacó la labor de activista social de Leis. El rector de la Universidad de Panamá, Gustavo García De Paredes y el secretario general, Miguel Ángel Candanedo, también lamentaron la muerte del catedrático.

Pasado el mediodía, el ataúd fue sacado del Paraninfo rumbo a la Catedral Metropolitana. Un fuerte aplauso se escuchó. Se iba Leis hacia la luz, ya no a la del saber, sino a la de la eternidad...

Block title
Block content
Block title
Block content