Infiernillo político

Por: Jose Espinosa Ríquelme -

Bueno, bueno, el conjunto de reglas o principios fundamentales cuyo fin último es dirigir la sociedad en el sentido determinado por una idea política, es lo que conocemos como sistema político. El hombre, como animal social, se interrelaciona condicionando y siendo condicionado por sus semejantes, lo cual requiere convivencia. Esta red de relaciones constituye un sistema.

Cómo y por qué se conforman estas influencias nos conduce a los regímenes que es la praxis de los sistemas.

Estas relaciones implican a)-los desafíos que se presenten; b)-las respuestas que ofrece el sistema, y c)-los instrumentos requeridos para validar las decisiones que resuelvan.

El sistema político responde a estímulos que se ubican entre las demandas populares y las decisiones o respuestas gubernamentales.

Concretamente, son las instituciones en la vida política y socioeconómica que ejercen funciones básicas (administración, legislación, justicia, seguridad, salud, educación, etc.) lo cual supone una organización armónica.

Este conjunto de reglas y principios para la dirección de la sociedad, o sea su ideología puede ser capitalista o comunista socialista.

Su operación o forma de gobierno (monarquía, presidencialista, parlamentarista, dictadura) lo constituye el régimen político.

Un sistema político lo forman unidades reconocibles cohesionadas, formando un todo que actúa conjuntamente.

Funciona a base de transacciones (transferencias de poder o de acción) las cuales están limitadas por su efecto sobre la sociedad o sectores importantes, bajo un criterio de recompensa o perjuicios ocasionados.

El sistema perdura si sus transacciones son más favorables que desfavorables, y si se evita o disminuyen los conflictos. Si hay comunidad de interés será solidario.

También subsiste por sus niveles, o la magnitud (si afecta o no a grupos débiles o minoritarios, pero favorece los poderosos y mayoritarios) lo cual convierte a los sistema en impersonales.

El sistema político hace frente a las tensiones y demandas de la sociedad y busca resolverlas. Estos surgen de los partidos políticos, grupos de presión, medios de comunicación, comunidades, géneros, etc...

Se basa en los límites de la tolerancia de las tensiones y la voluntad de cambio.

El sistema permite: a)-mantener patrones básicos como unidad familiar y sentido nacional b)-adaptarse a las condiciones cambiantes en la economía, ciencia y tecnología, entorno físico y humano c)-integrar a las tareas y funciones y d)-alcanzar objetivos.

Según el político inglés Benjamín Disraeli, confiamos demasiado en los sistemas y muy poco en los hombres.

Bueno, eso es todo por hoy, pero tranquilos que el próximo jueves habrá más.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.