La Comida es la paz

Por: -

Las palabras del Ministro de Desarrollo Agropecuario, de que el que quiera comer carne que pague por ella, ha caído muy mal entre los panameños, porque revela el verdadero pensamiento de un gobierno, que en campaña dijo "el pueblo primero" , pero ahora en el ejercicio del poder, el pueblo es lo último que está en su pensamiento.

Este funcionario, al que algunos ingenuamente consideraban "lo mejorcito" del actual gobierno, se tiró toda su gestión con la cínica frase, ya que en Panamá, el poder adquisitivo de la mayoría de la población es escaso y el llamado Control de Precios de Emergencias ha sido un rotundo fracaso y ha provocado una especulación y aumento de precios de los artículos de primera necesidad.

Publicidad

Las palabras de Arango, recuerdan a las del fundador del partido en el poder, quien hace muchos años mandó al pueblo panameño a "comer yuca con miel".

Mientras que en la población cunde el pesimismo ante los oscuros nubarrones de un futuro incierto para sí y las generaciones futuras, vemos como siguen aumentando los casos de nepotismo, arrecia la persecución del Ministerio Publico varelista y la desenfrenada feria de despidos en el sector público que ya alcanza los 50,000 botados

El titular del Mida, que recuerde que fue puesto en ese cargo para ordenar la producción agrícola y en asocio a otros entes públicos, dirigir la política alimentaria del país, cosa que no está haciendo.

En vez de andar apostrofando al pueblo, Arango debe de ocuparse de que su ministerio funcione, de que bajen los precios de los productos, de beneficiar a los productores con justicia, de que la gente coma carne.

Un viejo adagio dice que "la comida es la paz", así que señor ministro, genere las condiciones para que el pueblo coma, ya que si no hay comida para el pueblo, no habrá paz para los gobernantes.