Parodia política del Salmo 23

Por: Hermano Pablo -

La siguiente parodia política del Salmo 23 se basa en la revisión de 1960 de la respetada traducción de Casiodoro de Reina revisada por Cipriano de Valera. No se trata de rebajar el texto sagrado ni de profanarlo, sino de poner de relieve lo mucho que ese texto sigue influyendo en nuestra cultura. El autor, que es desconocido, se vale del recurso literario de la imitación burlesca para hacernos ver a la inversa, con sus indirectas, el mensaje del salmista David:

El señor presidente es mi pastor; en nada me ayudará.

En lugares de delicados pastos me promete falsamente que me hará descansar;

junto a aguas contaminadas me pastoreará.

Conmocionará mi alma con el alto costo de la vida;

me guiará por sendas de injusticia por amor de su nombre. Andaré en valle de sombra de fuerte endeudamiento.

Temeré abundantes males porque él está conmigo.

Las industrias paradas y los disidentes acallados me infundirán desaliento.

Adereza nuevos impuestos delante de mí en presencia de mis angustiadores.

Unge mi sueldo con inflación de modo que mis gastos superen mis ingresos.

Ciertamente la pobreza y las horas difíciles me seguirán todos los días de su gobierno,

y en casa alquilada moraré por largos días.

El mensaje central del salmo es «porque tú estás a mi lado». Esto no debe extrañarnos, pues el tema «Dios con nosotros» es el hilo que une el texto sagrado de principio a fin.

Si de veras queremos que Dios nos acompañe para que nos vaya bien ahora y para siempre, más vale que reconozcamos como nuestro Pastor al Señor de señores y Rey de reyes. Lo cierto es que nunca ha habido ni habrá jamás presidente alguno que se le pueda comparar.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.