Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Ya

Por: Por Milcíades Ortiz Catedrático -

Cuando las vi me asombré. Comprendí que ya había comenzado la eliminación de las bolsas de plástico en algunos supermercados. La cajera dijo que tenían órdenes de poner los artículos comprados en cajetas, porque ya no iban a usar bolsas de plástico que contaminan el ambiente por muchos años. Si no quería las cajetas, debía comprar bolsas de tela que se usan varias veces y que cuestan un dólar. Como había comprado bastante, tendría que gastar varios dólares para llevarme la mercancía, lo que es un gasto extra. Ya sabemos que desde hace meses hay campañas contra el plástico en los súper.

Una vez compré varias bolsas, pero luego de usarlas se me olvidaba guardarlas en el carro, para volver a utilizarlas. Pensé que la tela se podría manchar, y tendría que lavarlas cada cierto tiempo. Esto es una molestia para muchos. Confieso que soy amigo del plástico. Ha permitido la modernización, especialmente en las capas bajas de las sociedades. Bastantes artículos caseros y muebles de plástico son baratos, de poco peso, y fácil de lavar y no se lo comen los comejenes ni las polillas. Haga una revisión de los objetos que utiliza, y verá que la mayoría son de plástico. Desde una pluma y un reloj, hasta numerosas piezas de su automóvil son de ese material barato y resistente.

Publicidad

Claro que estamos en contra de la contaminación de tierras y mares por el plástico, papeles, vidrios y latas, etcétera. La solución más fácil y económica es reciclar el plástico y no “satanizarlo”. En otros países miles de personas logran dinero reciclando todo tipo de plástico, incluyendo las bolsas. No solo la empresa privada sino también el Gobierno, deberían promover el reciclaje de este material. Otra manera de enfrentar el asunto es emplear plástico que se pudra en poco tiempo. Supe de personas que ya están comprando este material en el extranjero para comercializarlo en Panamá.

Sobre la eliminación de plástico tengo varias preguntas: ¿En qué echaremos la basura? ¿Las botellas de vidrio no son más caras y pesadas y también contaminan? ¿Qué haremos con los chicos y chicas plásticas de Panamá?, etcétera. (La situación económica es tan mala que ha bajado el negocio en restaurantes populares y hasta en cantinas…).

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title