“La Ministra”, el personaje panameño que lleva con humor la pandemia de COVID-19

El humor con el que maneja los anuncios gubernamentales sobre la pandemia en Panamá, ha sido incluso reconocido por autoridades de Salud. Amilcar, un joven de 30 años, es la mente detrás de la popular “Ministra”.
Ser reconocido a nivel nacional por su humor, siempre fue el sueño de

Ser reconocido a nivel nacional por su humor, siempre fue el sueño de "Kenny Dancer". Foto / cortesía.

Por: Ana Cristina Quinchoa -

Entrar a Instagram y no encontrar uno de sus videos es casi imposible. Amilcar, mejor conocido como “Kenny Dancer”, ganó rápidamente popularidad en todo el país gracias a su personaje de “La Ministra”, una funcionaria que constantemente realiza “comunicados al país” y “rondas” por barrios por motivo de la pandemia de COVID-19, con un toque de humor, por supuesto.

Su fama no solo es reconocida en redes sociales; al salir a las calles, con su peculiar peluca, vestido, cartera y tacones (que le impiden caminar con naturalidad), es identificado por el público, algunos hasta le piden una fotografía como recuerdo.

Publicidad

Su nombre artístico es debido a que cuando era adolescente formaba parte de un grupo de baile, y como en la mayoría de los casos, las personas nunca se aprendían su nombre, los amigos sugirieron la creación de un nombre artístico, en este caso fue 'Kenny', acompañado de 'dancer' por ser bailarín. Desde ese entonces hasta ahora es conocido como tal.

Kenny, de 30 años y nacido en Panamá, se dedica actualmente a trabajar en el sector hotelero como animador turístico. No ha terminado sus estudios universitarios, según cuenta “por frescura” (solo le falta un semestre), pero tiene un técnico en Guía Turístico, añadiendo a ello que domina muy bien el inglés.

Siempre ha sido un joven gracioso, un “poco loco” y sin vergüenza, admite; sus familiares no se sorprenden de su personaje como 'La Ministra', pues siempre ha tenido esa personalidad.

Antes de la crisis sanitaria por COVID-19, Kenny hacía videos de humor en su cuenta de Instagram, pero fue en diciembre de 2020 cuando alcanzó su popularidad gracias a “La Ministra”.

“Inicié haciendo memes sanos, ya luego cuando la pasada ministra Rosario Turner había renunciado, yo me puse a pensar: nadie se ha burlado de esto, nadie ha sacado esto, porque nadie se atreve a meterse con el Gobierno. Entonces, yo me atreví, me puse una peluca e hice a “La Ministra” en su comunicado”, cuenta el joven, que ahora es llamado incluso por canales locales de televisión.

VEA TAMBIÉN: Los lentes de contacto ‘brujos’ que pueden provocar hasta ceguera

El video que lo llevó a la fama fue el de “La Ministra” haciendo una inspección en playa La Angosta, provincia de Colón, y luego se viralizó el de la apertura del popular burdel, La Mayor, donde el personaje hablaba de las “medidas de bioseguridad” que se tomarían en el lugar para su operación. Con esos dos videos, Kenny dice que la gente empezó a llenar de mensajes su chat privado, diciéndole que siguiera con ese papel, porque era muy gracioso y que subiera más videos.

 

Pese a que sus videos humorísticos están enfocados en situaciones referentes al Gobierno, ninguno le ha traído problemas, de hecho, la actual ministra consejera de Salud, Eyra Ruiz, le escribió a Kenny en Instagram para confesarle que “muere de risa” con sus videos y también le mencionó que lo que él hace es algo bueno, porque brinda un poco de humor en medio de la difícil situación en la que está el país por la pandemia.

“Gracias a Dios no me ha dado problemas con el Gobierno, porque todos se pueden percatar de que mis videos tienen 99% humor y 0% de intriga, ya que en realidad no va dirigido a nadie, sino que son las realidades contadas en chiste”, comenta Kenny.

Personaje de poca inversión

Su característico atuendo provoca risas entre sus videos, porque la vestimenta femenina y la famosa peluca (que no puede faltar nunca), requiere poca inversión, porque todo es prestado: de amigas o de sus madres y familiares. Aunque admite, que ahora con tanta popularidad se ha comprado un atuendo propio.

Es más, la popular peluca era de la mamá del mejor amigo del humorista, y la misma era larga, pero fue cortada a su gusto para darle ese toque especial que necesitaba.

Amilcar explica que hay muchos personajes que invierten muchísimo en ellos, con lujo, el cabello, canje de ropa y maquillaje, por ello, él quiso hacer todo lo contrario y crear una figura pública totalmente distinta y que fuera “de pueblo”.

LE PUEDE INTERESAR: Crece el abuso sexual infantil y la indignación en Panamá

“Yo me pongo mi ropita, unos tacones bien horribles, la peluca, y a la gente le gusta ‘La Ministra’”, comparte.

 

El papel de “La Ministra” es tan “de pueblo”, que realiza sus inspecciones en áreas del “gueto”, en inundaciones, en los conocidos “parking”, e incluso anda en transporte público. Muchos de los videos que realiza en la calle, son casi improvisados.

Kenny cerró la entrevista con un mensaje: “parking que vea, parking que decomiso. Ya la población sabe que La Ministra decomisa y se queda parqueando”.

Contenido Premium: 
1