Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

La Ñata sí cree en el amor, pero ahora, lo saluda de lejos (Video)

Verlo en acción durante los días del carnaval era un espectáculo, por lo que pocos imaginarían que cuando La Ñata entregó su corazón y la relación no funcionó, casi se muere de la cabanga.

Por: Redacción/ Web -

Todo el mundo conoce a La Ñata, es decir, Roberto Watson, sus vivencias en el grillo de Calle Abajo de Las Tablas son históricas, sabe más de carnaval que las misma reinas, pero este personaje también tiene un corazoncito que late fuerte, fue lastimado y hoy día está sanito, pero solo, desde hace seis años.

En una amena conversación con Crítica, La Ñata abrió su corazón y sin pensarlo mucho dijo que sí cree en el amor, pero ahora lo saluda de lejos. Ríe ante la pregunta de si tiene pareja y es sincero al contestar que "No", porque considera que la vida lo fue cambiando y ahora piensa que mejor es estar solo y no atento a un celular y estar en modo radar pendiente de una persona. Ojo, también afirma que el amor pega duro y recordar el golpe de una traición o separación, a veces es un freno para enamorarse, aunque lo ha hecho en tres ocasiones.

Publicidad
¿Sufriste por amor?, la pregunta era obligatoria. El rostro de La Ñata cambió, se puso un poco serio y dijo: Si ombée... y duro!

Para él, ese dolor de amor es mucho más difícil de superar que cualquier otro.

Un poco dramático, narró, en un estilo muy particular: "Me dio de todo. No quería comer, me quería matar... bien feo. Y,  según dijo, de no ser por  a ayuda de sus amigos", no hubiese logrado levantarse, secar sus lágrimas y seguir adelante.

Es un fiel creyente que en cuestión de pareja, la igualdad no está en la lista.  Uno tiene que ser positivo y el otro negativo, blanco con negro, amargado y sereno, porque si las parejas son iguales, se van a matar. Que los dos sean amargados o muy tontos no funcionan.

Sobre el amor, no es muy exigente, así que quien quiera enamorarlo debe ser muy detallista, aunque "un chocolate lo derrite".  Pero, eso no es lo único, esa persona especial tiene que ser inteligente, que tenga la capacidad de hablar de temas variados y que todo se comparta en partes iguales. Mitad y mitad. La relación es para compartir, según dijo.

Hoy, este particular hombre, pasará disfrutando con sus amigos y conocidos, quizás en la discoteca donde labora desde hace muchos años, y en el que las fiestas y las máscaras le dan ese toque. Pero, por ahí hay candidatos así que todo puede cambiar.

¡Feliz San Valentín!

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content