Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Choque mortal en Las Cumbres

Por: Carlos A. Rodríguez Crítica -

Dos personas muertas fue el resultado del aparatoso choque de un vehículo sedán contra la pared de la entrada de un hotel en el área norte de la ciudad capital, en el que el conductor sobrevivió.

El impactante suceso se registró a las 4:00 de la madrugada de ayer, domingo, en la entrada del Hotel Avalon Resort, ubicado en la vía Transístmica, a la altura del corregimiento Las Cumbres.

Las víctimas son Rosa Patiño, de 44 años, y Escolástico Almanza, de 48 años.

Minutos antes, un grupo de personas, entre ellos familiares, decidieron retirarse de una fiesta de 15 años que se realizaba en Alcalde Díaz y abordar el sedán marca Mazda 323 de color azul, con placa 410849, para regresar a sus hogares. En el trayecto aconteció el fatal desenlace.

En el tramo de la carretera Transístmica, el conductor Jovany Mesa, de 39 años, al parecer hundió el acelerador, lo que ocasionó que perdiera el control del volante a causa de la velocidad, para que el carro, que se desplazaba con dirección a la ciudad capital, se fuera por el lado derecho contra el muro ubicado en la entrada principal del citado hotel.

El primer impacto fue contra la pared misma, pero el sedán chocó contra una viga que sobresalía de la estructura, la cual desgarró totalmente el metal en el lado derecho del auto.

En cuestión de segundos, otros vehículos que transitaban en ambos sentidos en la vía Transístmica disminuyeron la velocidad; otros se detuvieron y fueron a comprobar si había sobrevivientes.

La escena era dantesca: el sedán de color azul quedó con la parte frontal con dirección hacia la carretera. Los cuerpos de los ocupantes quedaron atrapados en el asiento trasero en medio de la lata retorcida. Nada se pudo hacer. Perdieron la vida instantáneamente.

El conductor, Mesa, se quejaba de dolor, pero el mismo no recibió golpe alguno durante el impacto. Entre las víctimas se encontraba la cuñada del conductor.

Al sitio se presentaron las unidades del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional, las cuales se vieron obligadas a cerrar uno de los carriles para que los funcionarios del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses realizaran el levantamiento de los cadáveres.

De igual forma se acercaron decenas de familiares, quienes no podrían creer lo sucedido.

Las estadísticas del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional indican que se han registrado 260 víctimas en ocho meses transcurridos del presente año.

Block title
Block content
Block title
Block content