Desaparecidas con rasgos similares

Desaparecidas con rasgos similares

Desaparecidas con rasgos similares

Por: Alexis Lorenzo Crítica -

Cuatro mujeres han desaparecido en la provincia de Chiriquí en los últimos 10 años, tres de ellas entre agosto y noviembre del 2021 y otra en septiembre del 2012.

La situación ha provocado alarma entre la población, sin embargo, la Fiscalía de Homicidio y Femicidio adelanta una investigación que arroja que un solo hombre estaría involucrado en la desaparición de las cuatro mujeres.

El perfil de tres de ellas tienen características en común: rasgos indígenas y jóvenes, entre 17 y 28 años.

Para la directora del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), Nellys Herrera, esto es preocupante debido a que Anabel Valdivia, de 28 años, desaparecida en agosto del 2021; Astry Tugry, de 21 años, desaparecida en octubre del 2021 y Viviana Gallardo, de 17 años, quien fue vista por última vez, en noviembre del año pasado, guardan mucha semejanza entre ellas, algo no común y que nunca antes se había dado en Panamá.

A los tres casos mencionados, se suma el de Verónica Arcia Cerceño, de 33 años, quien desapareció el 30 de septiembre del 2012.

La directora del Inamu dijo que "para que el Ministerio Público dicte medidas de detención provisional de seis meses, tiene que haber elementos contundentes bastantes fuertes. Más aún cuando se solicitó otras dos audiencias para la imputación de cargos.

Herrera respondió algunas preguntas a Crítica

¿Cuántas mujeres están actualmente desaparecidas?

No hay estadísticas claras sobre el tema de desapariciones. Desde mi llegada al Inamu hemos estado revisando esos temas, pero no las hay, porque las personas no las denuncian. Por alguna razón no hay claridad en las investigaciones del Ministerio Público, no se sabe si aparecieron.

¿Qué pasa en Chiriquí?

El caso de Chiriquí es complejo. Hay una persona detenida por privación de libertad de una menor. Ese hombre estaría involucrado con los tres casos.

¿Asesino en serie?

No soy criminóloga, no podría decir eso de asesino en serie, lo que sí podría afirmar es que efectivamente hay datos en común, hay una constante: mujeres jóvenes, indígenas, todas Ngäbe-Buglé, en un área fronteriza y que todas salieron en busca de empleo.

Lo que las vincula directamente es una necesidad económica de empleo, alguien se aprovechó de sus necesidades, las engañó y las privó de su libertad. Quisiéramos que no las hayan asesinado, porque no hay un cuerpo de las víctimas.

¿Cuál es el mayor problema?

En esos casos si no hay una denuncia formal es probable que no esté dentro de las estadísticas, entonces lo primero que había que hacer es denunciar el caso y luego que las investigaciones arrojen, como los fue en el 2021, que hay tres casos con las mismas condiciones cada una de estas mujeres, de la comarca, jóvenes, llamadas a una entrevista de trabajo y de ahí él se establece un patrón.

Usted se reunió con fiscales de Chiriquí y pidió celeridad, ¿por qué?

Debo reconocer que se pidió celeridad con el fiscal superior de homicidio para que se resuelvan y no pase como en anteriores investigaciones. Tuvimos esa reunión en la mañana y en horas de la tarde se había arrestado a la persona investigada por el asesinato.

Este es un fenómeno que no se da en Panamá, porque no se han encontrado los cuerpos y vuelvo a recalcar que preocupa mucho, porque podríamos estar hablando de una trata de personas, explotación laboral, entre otros casos.

¿Considera que los casos demoran mucho tiempo?

Los casos demoran mucho tiempo. Pienso que el SPA le crea garantías a los agresores y no a las víctimas, las víctimas tiene que probar que hay un delito, sin embargo, el sistema está diseñado para proteger a la persona denunciada, agresor, pero efectivamente hay un tiempo para investigación.

La preocupación nuestra es que ante el aumento de denuncias, pudiesen sacar un caso y archivar un expediente.

El caso de Panamá Oeste, ¿qué particularidad tiene?

Lo único que podría decir, es que una vive a unas calles de mí casa. Los que vivimos en el Oeste salimos en la madrugada y llegamos de noche. Para toda la comunidad es un caso delicado, la investigación está abierta. Hay una situación de violencia por el rastro de sangre que se encontró, pero el Ministerio Público tendrá que darnos detalles del caso.

¿Cómo es el contacto con la familia de los desaparecidos?

En el caso preciso de los desaparecidos, desde el Inamu brindamos apoyo a todas víctimas de femicidio, sobrevivientes, dígase, hijos, familiares.

Hemos estado con todos los casos y se les ha dado atención a todos los familiares y se ha apoyado de manera psicológica y legal.

Sentimos que es obligación del Inamu, quizás antes no se hacía así, pero ahora hay acercamientos porque hay que hay voluntad. Lo que está provocando el Inamu es sensibilizar a muchas instituciones para que apenas vean un acto que no va acorde a lo común lo reporten y que comprendamos que todos tenemos un papel protagónico.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Audio Listo

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.