Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Descargó la ira a punta de cuchillo

Por: Luis Batista -

A su casa lo fueron a sacar, y al hospital fue a dar. Es la historia de un hombre de 38 años. Está acusado de violencia doméstica.

Eran las 9:00 de la noche del miércoles cuando unidades de la Policía Nacional lo llamaron a la puerta del domicilio. La razón: tenían que hacer cumplir una orden de desalojo del Juzgado Nocturno del distrito de San Miguelito.

Publicidad


El maltratador se resistió a que lo sacaran de la residencia. Puso toda su fuerza contra la acción policiva, hasta el punto que sacó un cuchillo con el que logró cortar el pecho de un agente. La sangre del uniformado corrió, pero la del agresor también.

Al ver su integridad en peligro, el policía empuñó su arma de reglamento y le atinó un disparo en la pierna del agresor. Ahí mismo le cruzaron las manos detrás de la espalda y lo esposaron.

Los dos heridos fueron trasladados en un patrulla a la sala de Urgencias del Hospital San Miguel Arcángel. El policía está fuera de peligro, mientras que el maltratador -al cierre de esta redacción- permanecía hospitalizado bajo custodia policial.

El violento suceso se dio en la comunidad de El Progreso, en Monte Oscuro, distrito de San Miguelito. Allá, el sujeto también era el terror de sus progenitores. Vivía con ellos. Pronto saldrá del hospital, pero directo a la cárcel.

Block title
Block content
Block title
Block content