Mató a su expareja de 18 puñaladas; pasará 45 años en prisión

Esta tarde se realizó la audiencia de imputación y legalización de la aprehensión y medidas cautelares en el Sistema Penal Acusatorio de Santiago, de manera virtual, ya que el sindicado se encuentra hospitalizado en el hospital regional doctor Luis Chicho Fábrega de Veraguas, debido a que presentaba heridas en uno de sus brazos.
Familia de la víctima está tranquila porque el femicida pasará el resto de su vida en la cárcel.

Familia de la víctima está tranquila porque el femicida pasará el resto de su vida en la cárcel.

Escucha esta noticia

Por: Melquiedes Vásquez / Web -

Panamá- A 45 años de presión fue condenado Henry Deago, de 42 años, por varios delitos, tras ser encontrado culpable de matar a puñaladas a su expareja, Arelis  Morales, de 29 años, la madrugada el miércoles, 3 de agosto, en su cuarto donde ella vivía, ubiado en la barriada San Martín de Porres, en la ciudad de Santiago ante la mirada de sus dos pequeños hijos de siete y dos años respectivamente.

Esta tarde se realizó la audiencia de imputación y legalización de la aprehensión y medidas cautelares en el Sistema Penal Acusatorio de Santiago, de manera virtual, ya que el sindicado se encuentra hospitalizado en el hospital regional doctor Luis Chicho Fábrega de Veraguas, debido a que presentaba heridas en uno de sus brazos.

Publicidad

Henry Deago fue condenado, mediante acuerdo de pena, por los delitos agravado de femicidio, homicidio agravado en grado de tentativa, violabilidad de domicilio y la acumulación de una causa por violencia doméstica, según confirmó Moisés Tuñón, fiscal de Homicidios y Femicidios.

LEE TAMBIÉN: TODAS NUESTRAS NOTICIAS AQUÍ

Los familiares de la dama ultimada señalan que, aunque no se le devuelve la vida a Arelis, al menos la persona condenada pasará el resto de su vida en la cárcel de Santiago, pues ella vivía en constante zozobra por los ataques de su expareja.

Esther Morales, hermana de Arelis, dijo que su cadáver mantenía un aproximado de 18 puñaladas infringidas por el agresor.

Fue un muy difícil para la familia Morales, quienes hoy tuvieron que recordar el suplicio que padeció Arelis, quien de acuerdo con sus vecinos, en sus últimos minutos de vida pidió auxilio, a pesar del fuerte dolor que le ocasinaron las heridas con arma blanca.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Audio Listo

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.