Piden reabrir cajas con osamentas

Por: Grisel Bethancourt -

Las cajas donde permanecen 60 restos de víctimas de la dictadura militar encontrados durante las excavaciones a inicios del año 2000 en diversos puntos del país, que se encuentran en el Instituto de Medicina Legal, podrían ser abiertas nuevamente para su identificación.

La petición fue realizada por el Comité de Familiares de Desaparecidos de Panamá Héctor Gallego, y bajo la recomendación de la Cruz Roja Internacional, en la mesa de entendimiento que se desarrolla con el Estado en la Cancillería panameña, informó la presidenta Maritza Maestre.

Publicidad

Solo falta el aval del Ministerio Público para que sean reabiertas las cajas donde permanecen desde hace una década los restos que posiblemente pertenezcan a las víctimas de la dictadura encontrados en Chiriquí, Coclé, Panamá, entre otros puntos.

Para la identificación de los restos humanos tendrán que participar antropólogos forenses, genetistas y expertos en el cotejo de ADN.

La Cruz Roja Internacional está dando un acompañamiento a los familiares de los desaparecidos y asesinados de la dictadura militar, con la presencia de expertos en este tipo de hechos en América Latina.

Además, el organismo internacional sugirió en la mesa de entendimiento que se traiga a un experto desde Chile, para que participe en la mesa de reparación, debido a la experiencia que se tiene en ese país con los familiares víctimas de la dictadura del país suramericano.

En Panamá, la Comisión de la Verdad ha contabilizado 110 víctimas que fallecieron y desaparecieron entre 1968-1989.

Maritza Maestre espera que el nuevo procurador de la Nación, José Ayú Prado, dé la orden para la apertura de las cajas y se inicie de una vez por todas la identificación de los restos.

Maestre considera que la perseverancia que han mostrado ha sido la base fundamental de entendimiento con el Estado panameño, pero necesitan que formalmente el Gobierno legalice este acercamiento con los familiares a través de un Decreto Ejecutivo, para que sea un compromiso el cumplimiento con las víctimas.

Incluso los expertos de la Cruz Roja han recomendado que este paso se dé para dar formalidad a la mesa de entendimiento. Asimismo esperan que el Ministerio Público dé un informe sobre el estado de los casos que se mantienen en proceso.

El 12 de agosto de 2008, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el fallo condenatorio contra el Estado en el caso de Heliodoro Portugal, ordenó la creación de un sistema de informática genética para la determinación de la identidad de los restos de personas desaparecidas, y la utilización de todos los medios a su alcance para proporcionar información acerca del paradero de los desaparecidos.