Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

¿Y los paraguas? Solo Putin se salvó de la lluvia en la final de Rusia 2018

Francia conquistó su segunda Copa del Mundo al vencer el domingo 4-2 a Croacia en una final exuberante en goles.

Gianni Infantino (izq.) comenzó a reírse a carcajadas al observar que el único que tenía paragua era Vladimir Putin. Foto AP

Redacción/Crítica

Y de repente apareció el invitado imprevisto: la lluvia

Ante este sorpresivo escenario, muy pocos sabían qué hacer, salvo una persona, que se encontraba circunstancialmente detrás del presidente ruso, Vladimir Putin.

Mientras quedaban empapados el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y sus pares de Francia y Croacia, Emmanuel Macron y Kolinda Grabar-Kitarovic, respectivamente, el jefe de estado del país anfitrión del Mundial se mantenía impecable y a salvo del agua. 

Infantino fue el primero que tomó la situación con humor y se lo vio reírse a carcajadas. Miró a Putin y se percató que era el único que tenía paragua y se mantenía impecable.

Tardó un rato largo para que aparecieran los paraguas para todos, pero en ese momento era demasiado tarde. 

NO DEJES DE LEER: El veragüense Juan Zamorano escribe una bonita historia en el Mundial Rusia 2018

Fue una final exuberante en goles, la aplicación del videoarbitraje y hasta una invasión de cancha ante la mirada del presidente ruso Vladimir Putin.

Publicidad

Con muy poco juego vistoso sobre el engramado del estadio Luzhniki de Moscú, Francia ganó de forma austera. Y mostró una pegada implacable para aprovechar sus ocasiones.

Los goles de Mbappé, Paul Pogba, Antoine Griezmann y el tanto en propia puerta de Mario Mandzukic sellaron el triunfo de Francia, que conquistó su segunda Copa del Mundo al vencer 4-2 a Croacia. 

Croacia venía de remontar en sus tres partidos de la fase de eliminación directa, jugando alargues en todos e imponiéndose por penales en los primeros dos. Pero toda la calidad creativa de Modric y Rakitic no pudo con la potencia francesa.

Fue el resultado previsible e inevitable para un Mundial que sin embargo se había caracterizado todo el último mes por los inesperados fiascos de las grandes potencias como Alemania, Argentina y España.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title