Salud en deterioro por la pandemia: pacientes se sienten en el limbo

Pacientes con diversos padecimientos no relacionados a la COVID-19 están desesperados por recibir atención médica, luego de que la pandemia obligó a parar diversos servicios. Sienten que su salud se va deteriorando mientras esperan.
Esperan que con la vacunación se retome la atención pendiente. (Imagen ilustrativa: Pixabay)

Esperan que con la vacunación se retome la atención pendiente. (Imagen ilustrativa: Pixabay)

Por: Milagros Murillo F. -

La COVID-19 tomó por sorpresa al mundo y por ende, los organismos de salud -y otros- no estaban preparados para una pandemia, por lo que los recursos se tuvieron que volcar para atender la emergencia sanitaria que está próxima a cumplir un año.

Y es por eso, que las atenciones primarias de salud tuvieron que pasar a segundo plano y servicios regulares han sido suspendidos sin saber con precisión cuándo podrán retomarse. Esto ha sido un golpe bajo para los asegurados, quienes no ven salida a sus padecimientos y aunque la prevención es clave para evitar complicaciones, siguen sin poder optar por servicios de oftalmología, odontología, ginecología, fisioterapias, radiología, incluso medicina general y la atención a niños como fonoaudiología, estimulación temprana, odontopediatría y otros. Algunos servicios solo se brindan mediante el ingreso por urgencias.

Publicidad

Enma Pinzón, presidenta de la Fundación de Artritis Reumatoide de Panamá, quien destaca por su lucha en beneficio de los asegurados en general, sostiene que los pacientes de otras enfermedades distintas al coronavirus han sido muy comprensivos ante la pandemia, “hemos postergado nuestras necesidades para dar paso al sistema a atender la COVID-19; sin embargo, el  deterioro de nuestra salud no puede continuar”.

Pinzón, farmacéutica de profesión, destaca que ya todo el personal de salud y administrativo tanto de la Caja de Seguro Social (CSS) y del Ministerio de Salud (Minsa) está siendo vacunado, unos con sus dos dosis y otros con la primera dosis, ya no hay excusa para hacer un plan de vuelta a la normalidad.  “Que ese plan venga de la mano del compromiso de cada funcionario sea de salud o no, de retornar a sus puestos de trabajo y de atender a la población que tanto lo necesita”.

De solo pensar en las personas que no se han hecho exámenes básicos como mamografías para la detección temprana del cáncer, a Pinzón le da escalofríos y no es para menos, pues a su juicio, “nadie está contabilizando las repercusiones a la salud de la población del sinnúmero de enfermedades sin diagnosticar.  Al final el paciente será el que lleve la peor parte”.

Sin embargo, menciona que debe ser responsable en destacar que a nivel de enfermedades reumáticas, durante todos estos meses, como asociación, han trabajado de la mano de los médicos quienes nunca abandonaron la atención, puesto que se realizó teleconsultas a través del teléfono, enviaron actualización de exámenes y los médicos hicieron las recetas.  “Aquí destacamos la falta de atención para pacientes nuevos o aquellos que no conocen la fundación.  Ahora bien, esta no es la realidad de otras especialidades”, recalcó Enma, pues con el Complejo de la CSS cerrado, el acceso a estudios especializados quedó también cerrado. 

Pone como ejemplo que hay una serie de aparatos especializados que solamente están en el Complejo, igual que algunos aditamentos para cirugías muy específicas como los láser para romper piedra en los riñones, que no se brindan.

Pinzón tampoco pudo obviar el hecho de que hay personal de salud que sí brinda sus servicios en clínicas privadas. “Es lamentable la falta de ética de algunos profesionales de la salud”, afirmó.

LEA TAMBIÉN: El ‘vamping’: más que un simple trasnocho
  
Por su parte, Faustina Díaz, presidenta de la Asociación Panameña de Pacientes y Parientes con Enfermedades Hematológicas, lamenta la situación, pues existe muy poca atención a las personas con enfermedades crónicas, que repercute y afecta a los miles de asegurados, pues al no haber atención la persona debe acudir a clínicas privadas.

Aunque en el caso de los pacientes de hematología admite que estos sí están recibiendo sus tratamientos; sin embargo casi todos los servicios atienden por urgencias y en general “afecta mucho porque el acceso a la atención privada es muy difícil, porque no se cuenta con el dinero para pagarlo y esto afecta porque al no atenderse, sus enfermedades empeoran”.

Ante tal preocupación, recientemente la Federación Nacional de Asociación de Enfermedades Críticas Crónicas y Degenerativas (Fenaeccd), formada por 13 asociaciones, envió una carta al presidente de la República Laurentino Cortizo, indicando que aunque son conscientes del impacto negativo de la COVID-19, en el país hay muchas otras enfermedades que están siendo desatendidas, solicitando que se destinen recursos para el sector salud en forma global y no solo para el tema de la pandemia, pues actualmente existe desabastecimiento de medicamentos, insumos y recursos en la CSS, debido a la reducción de su presupuesto.

La misiva también hace referencia a la desatención de los pacientes, que han tenido citas canceladas y postergadas debido a la pandemia, lo que genera “falta de diagnóstico de enfermedades críticas y la pérdida de esa ventana de oportunidad que da el diagnóstico temprano”. Además de la cancelación indefinida de las cirugías electivas y aquellas personas que han perdido sus empleos y por ende la atención en la CSS, lo que los condena a ver sus enfermedades avanzar sin poder recibir atención médica.

CSS ordenó apertura de consulta externa

Ante estas peticiones hay una luz al final del túnel, pues el doctor Gustavo Santamaría, director de los Servicios y Prestaciones de la Salud de la CSS informó que el director de la entidad Enrique Lau Cortés dio instrucciones para que se abrieran las consultas externas a nivel hospitalario y las cirugías electivas.

Para ello, en el área metropolitana se habilitó la línea telefónica 199 extensión 2 para que los asegurados soliciten sus citas en las diversas unidades ejecutoras. En el interior del país los pacientes pueden solicitar sus citas presencialmente como de costumbre.

En cuanto a las cirugías electivas, indicó Santamaría que se evalúa las listas de espera y moras, verificando en los hospitales y policlínicas para su reactivación paso a paso, salvaguardando la salud de los pacientes y siguiendo con las medidas de bioseguridad. De hecho, mencionó que se está trasladando a pacientes COVID positivos del Complejo Arnulfo Arias Madrid al hospital COVID ubicado en la Ciudad de la Salud, con el fin de que las salas puedan ser reacondicionadas para que el hospital vuelva a ser de tercer nivel. Solo se exceptúan los pacientes que están en terapia intensiva, que por su delicado estado de salud no pueden ser trasladados, sino que se esperará que vayan evacuando poco a poco.

Minsa aumentará capacidad de atención

En cuanto a los no asegurados y que igualmente requieren atención de salud, Yelkis Gill, directora de Provisión de Servicios de Salud del Ministerio de Salud (Minsa) reiteró que ya se está retomando la atención en las patologías no COVID de consulta externa, a pesar de que está no cerró al 100%, sino que se redujo la capacidad de atención por temas de bioseguridad. De hecho, los pacientes crónicos, embarazadas, control de niños y vacunación fueron servicios que se dieron con normalidad.

ADEMÁS: El coronavirus sale caro (testimonios)

Desde noviembre del año pasado, pero sobre todo en enero de este 2021 el Minsa empezó con un retorno de la consulta externa, al ir evaluando los escenarios que van cambiando de acuerdo al reporte epidemiológico. Igualmente, el pasado 18 de enero se inició el servicio de Teleconsulta como una mejora al acceso de los servicios de salud para los pacientes, empezaron con pacientes crónicos, hipertensos, diabéticos y con patologías post COVID. La iniciativa empezó en la región de San Miguelito y ya está prácticamente en todas las regiones de la capital del país y se espera que prontamente se extienda a las regiones del interior.

 

 

Contenido Premium: 
1