Gremio de funcionarios judiciales rechaza llamados a botadera

Por: Redacción / Crítica -

El gremio de funcionarios del Ministerio Público repudió ayer, miércoles, públicamente, las declaraciones dadas por diputados de la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional, en las que se refieren en duros términos a fiscales y otros funcionarios judiciales, e incluso piden su destitución.

En un comunicado a la nación, la Asociación de Empleados del Ministerio Público (ASEMIP) señala que esas declaraciones fueron planteadas en duros e inapropiados términos, y contra funcionarios probos y con muchos años de ejercicio en la institución.

Refutamos los infundios de que se hizo gala en esa ocasión y deploramos, por desafortunadas, las calificaciones expresadas, destaca el comunicado que lleva la firma de la presidenta de la ASEMIP, Nayra Fernanda Ruiz, y el secretario Juan De Dios Gálvez.

El Código Judicial limita a los funcionarios del Ministerio Público a realizar censuras o aprobaciones de las actuaciones de otros Órganos del Estado; no obstante, en un Estado Democrático de Derecho resulta inaceptable y lamentable la agresión verbal y el irrespeto, pues no son funciones legislativas, tomando en consideración que los miembros de la institución, además de ser autoridades de la República de Panamá, cuentan con trayectoria, independencia, capacidad y profesionalismo, agregan.

Rechazamos y censuramos, de la manera más categórica las afirmaciones realizadas en la Comisión de Credenciales de la Asamblea de Diputados por considerar que las mismas son ofensivas a la institución; así como a todos y cada uno de los colaboradores que pertenecen a ella. En consecuencia, nos mantendremos vigilantes para garantizar conforme a la misión y visión de la ASEMIP, el respeto institucional del Ministerio Público y la estabilidad de sus miembros, advierten.

El pasado 4 de diciembre, durante la ratificación de Kenia Porcell como nueva Procuradora General de la Nación ante la Comisión de Credenciales, los diputados Zulay Rodríguez y Luis Barría le advirtieron que debía limpiar el Ministerio Público. Rodríguez incluso habló de que Kenia Porcell llegó a sentarse a la misma mesa con esas cucarachas.