Huéspedes del más allá: Escalofríos tenebrosos en la "Casa embrujada".

En lo alto y sobre una curva, se veía imponente la casa, de dos pisos
Huéspedes del más allá:  Escalofríos tenebrosos en la "Casa embrujada".

Por: Luis Batista / Para Crítica -

El reloj marcaba las 4: 30 de la tarde. En el ambiente se sentía el calor del sol vespertino, pero dentro de la "Casa embrujada", la cual estaba ubicada en Arraiján, un frío tenebroso se apoderó de los presentes aunado a la sensación de una presencia extraña que nadie pudo ver, pero sí sentir.

Caminando en medio de la maleza, la cual se apodera de las antiguas paredes, se entró al lúgubre inmueble deteriorado, pero enigmático para muchos.

Publicidad

Según cuenta la leyenda, la primera dueña de la propiedad fue una española de nombre Balbina Vázquez. Ella compró la finca pagando 10 centavos por el metro cuadrado. El terreno abarcaba un globo de 43 hectáreas, las cuales fueron valoradas en más de 250 mil dólares.

La misteriosa edificación fue constuida en 1913.

El ruido de cadenas que eran arrastradas, luces que se prendían, voces extrañas, gemidos, gritos de dolor y otra serie de manifestaciones inexplicables impidieron que la estructura siguiera siendo ocupada, ya sea como residencia o como lugar de esparcimiento.

LEYENDAS
Son varias las leyendas que encierra la "Casa embrujada", pero la más conocida es que el hijo de la española Balbina Vázquez, se había enamorado de una criada a quien embarazó.

Los padres del muchacho los encerraron y encadenaron en el sótano del domicilio.

En esas crueles circunstancias, la criada dio a luz, pero ni la criatura despertó piedad en los abuelos, quienes dejaron morir de hambre a la pareja de enamorados junto al fruto de su incomprendido amor.

Según la leyenda, años después murió la señora Vázquez, quien se le apereció después de fallecida a su esposo y éste al parecer le remordía la conciencia y se suicidó.


SECRETOS
Otra de las historias cuenta que la amplia terraza de la casa-la cual estaba situada en la planta alta- era utilizada para reuniones sociales en la década de 1920, donde llegaban personas ilustres, presidentes, ministros, embajadores, entre otros.

Igualmente se ha hablado de que la "Casa embrujada" tenía un túnel, el cual salía al mar, y que según algunos de los vecinos de ese entonces, era usado para el contrabando y narcotráfico.

La casa presenta, en algunas de sus paredes internas, pinturas extrañas que dan fe de la leyenda que cuenta el gusto que tenía Vázquez por la pintura. Esas pinturas despertaron la curiosidad de todos, pues las mismas presentan imágenes que a cualquiera asustan.


DROGAS Y RITOS SATANICOS
Varias personas que vivían en las cercanías a la casa manifestaron hace años,  que un grupo de jóvenes "Góticos" utilizaba la estructura para consumir drogas y realizar ritos satánicos hasta altas horas de la noche.

Palabras como "Belsebut" y símbolos como la "Estrella de David" fueron captadas por el lente de "Crítica", en un recorrido que se hizo al lugar en el año 2006. Algunos aseguraban que la pesadez que se sentía en el lugar podría ser por los supuestos ritos satánicos que allí se realizaban.


CUSTODIA
La "Casa embrujada" permanecía custodiada por una extraña anciana, quien residía en una humilde casa en la parte de atrás y no permitía que le hicieran preguntas ni mucho menos que entraran en la temida casa.

Durante todo el recorrido que hizo Crítica en ese entonces, los presentes, a parte de temor, sintieron el ambiente pesado, pero al salir de la "Casa embrujada" varios afirmaron ver en una de las ventanas la sombra negra de una mujer, la cual no era precisamente de la anciana que custodia la estructura.

Contenido Premium: 
0