Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Casi medio millar de ultras rusos en la lista negra del Mundial

Según la prensa occidental, los ultras rusos se han convertido en la nueva 'peste' del fútbol europeo.

Moscú/EFE

Casi medio millar de ultras rusos han sido incluidos en la lista negra del Mundial de fútbol, según informó  Vladímir Chernikov, jefe del Departamento de Seguridad Regional de Moscú

"Son 467 personas, de ellas 157 moscovitas, que no han recibido FAN ID (pasaporte de aficionado), el principal salvoconducto para poder acceder a los partidos mundialistas", afirmó.

VER TAMBIÉNEl jugador italiano Francesco Totti publicará en otoño su autobiografía

El funcionario explicó además que otros países ya han entregado a las autoridades rusas sus propias relaciones de aficionados radicales, lo que permitirá "ampliar esa lista".

Publicidad

Destacó que con el fin de prevenir incidentes, los estadios estarán equipados con numerosas cámaras de vigilancia y sistemas de identificación, lo que facilitará la detección de ultras.

"El deporte debe unir a la gente y en ningún caso instigar pasiones ajenas al fútbol. Somos conscientes del problema y por eso a día de hoy trabajamos con las peñas del Manchester United, Liverpool y Chelsea en nuestro país", subrayó.

En el caso de la Copa Confederaciones disputada hace un año en cuatro ciudades rusas, las autoridades también elaboraron una lista negra en la que incluyeron a casi 200 hinchas.

Son una 'peste' 

Según la prensa occidental, los ultras rusos se han convertido en la nueva 'peste' del fútbol europeo.

Los altercados protagonizados en febrero por aficionados del Spartak Moscú y del Athletic de Bilbao en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa, en los que murió un policía vasco de un infarto, hicieron temer lo peor.

Algunas voces incluso pidieron que los clubes rusos fueran expulsados de las competiciones europeas, como ocurrió con los ingleses (1985-90).

Cuando labraron su fama de sucesores de los 'hooligans' ingleses fue mucho antes, en la Eurocopa de Francia de 2016, en la que protagonizaron varias batallas campales que han quedado grabadas a sangre y fuego en las calles de Marsella y Lille.

En su momento, el presidente ruso, Vladímir Putin, endureció los castigos contra los aficionados violentos, tanto rusos como extranjeros.

VER TAMBIÉNTécnico de la Selección de Panamá se sacudió de algunos fiascos y escándalos

Según la ley, aquellos hinchas que violen de manera flagrante las normas durante las competiciones deportivas recibirán multas, serán arrestados durante 15 días o se verán privados de acceder a un estadio por espacio de uno a siete años.

En el caso de que el infractor sea un seguidor extranjero, éste recibirá una multa similar y, además, será deportado, como ocurrió en junio de 2016 con los ultras rusos durante la Eurocopa.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title