El lacio perfecto

Si eres de las mujeres que les gusta lucir un liso perfecto y para lograrlo utilizas secadores y planchas, es importante que tengas presente que todas estas herramientas, especialmente cuando involucran calor, aunque son muy efectivas para lograr tu propósito, pueden dañar tu cabello provocando su debilitamiento y falta de brillo.

Para evitar futuros dolores de cabeza recuerda que lavar tu cabello es el primer paso para lograr tu objetivo. Según Luis Alvarado, estilista profesional, se debe lavar con un champú y acondicionador que ayuden a alinear tu cabello y minimizar el "frizz", como es el caso de la pro vitamina plus de Pantene que ayuda a suavizarlo, proteger del maltrato por fricción del cepillado y cerrar la cutícula.

Publicidad

Luego seca tu cabello con una toalla, sin frotarlo, y desenrédalo. Este es el momento ideal para aplicar el nuevo tratamiento preventivo "Pre-Styling" en largos y puntas antes de aplicar secador o la plancha.

Se recomienda utilizar temperatura media y mantener una distancia de unos 10 centímetros entre el secador y tu cabello. También es recomendable mover tu cabeza hacia ambos lados mientras aplicas el aire. Cuando tu cabello ya esté seco, baja la cabeza y péinalo con un cepillo mediano.

Toma pequeñas secciones de cabello y aplica la plancha suavemente. Evita planchar muchas veces el mismo mechón, eso lo debilita y lo daña. Al finalizar todas las mechas, aplica un soplo de aire frío con el secador, esto lo hará lucir resplandeciente.