Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

HAY QUE PARARLE LA FIESTA A LOS GRINGOS

La última vez que se enfrentaron en partido oficial, Estados Unidos se impuso de manera contundente por marcador de 4-0 sobre la selección panameña.

Román Torres / AP

Por: Roberto Acuña N. [email protected] -

La selección de Panamá desafiará esta noche, en el Sporting Park, en Kansas City, a un conjunto de Estados Unidos que está en la búsqueda de recuperar el terreno perdido en el área de la Concacaf tras su eliminación de la pasada Copa Mundial Rusia 2018.

Los norteamericanos, que ya han sufrido la derrota frente a Panamá en torneos de Copa Oro, han caminado cómodos hasta el momento en esta edición, luego de conseguir triunfos holgados sobre Guyana y Trinidad y Tobago, sin goles recibidos y un total de diez anotados.

Será todo un desafío para los dirigidos por Julio César Dely Valdés, quienes, aunque también mostraron superioridad sobre las selecciones caribeñas, deberán validar su temple futbolístico ante un combinado norteamericano que parte como favorito.

Publicidad

Aunque Román Torres, capitán, es de la opinión que “hoy día no hay rivales favoritos en este torneo”.

Solo la victoria daría a Panamá el primer lugar del Grupo D. Pero logre o no este objetivo, el próximo contrincante de la “sele” en cuartos de final saldrá del Grupo C, que se definía anoche entre El Salvador, Jamaica y Curazao. Honduras se fue prematuramente a casa. “Por humildad, nosotros no podemos irrespetar a ninguna selección, nosotros estamos concentrados en lo de nosotros, trabajando por lo que queremos”, sostuvo Torres.

La última vez que se enfrentaron en partido oficial, por la penúltima fecha de las eliminatorias mundialistas hacia Rusia 2018, Estados Unidos se impuso de manera contundente por marcador de 4-0 sobre la selección panameña. Y hoy sobre el terreno muy probablemente vuelva a estar Christian Pulisic, jugador del Chelsea de Inglaterra, quien fue toda una pesadilla en aquel encuentro. Michael Bradley, el hombre que mueve los hilos del mediocampo estadounidense, también se presenta como una de las cartas bravas para hoy, desde las 8:00 p.m.

En ese último encuentro, el mediocampo panameño prácticamente no existió. Por ello, interesante será observar si la dupla de volantes de marca por la que viene apostando Julio Dely (Fidel Escobar - Armando Cooper) logra imponer condiciones ante un elenco norteamericano que de seguro buscará adueñarse de la posesión de la pelota.

Román y Fidel, en pie de guerra

Torres manifestó que el partido contra Estados Unidos genera mucha expectativa y que están preparados para hacer lo que Julio Dely les pida. “Creo que siempre hemos sido fuertes y Estados Unidos sabe eso, que somos una selección que no se da por vencido”, dijo el defensor.

Fidel Escobar afirmó que la intención es llevarse el primer lugar del grupo y que espera un lindo partido porque los norteamericanos tienen muy buenos jugadores. “Nosotros tenemos que ser contundentes, tener paciencia. Con ellos tenemos que ser diferentes, porque tienen muchos buenos jugadores”, destacó el panameño.

La única victoria (1-2) de Panamá sobre EE. UU. en Copa Oro se dio en la edición 2011, con Dely Valdés al mando. Contra este rival el elenco istmeño ha perdido dos finales (2005 y 2013).

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content