Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Paolo Espino encaminó a República Dominicana al título de la Serie del Caribe

Ante 12 mil 460 fanáticos en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, Puerto Rico, el experimentado tirador derecho (1-0) fue el ganador tras permitir cuatro hits y una carrera en cinco episodios completos.

Paolo Espino. / Foto AP

Por: San Juan / AP -

Después de ocho años, República Dominicana volvió al trono del béisbol caribeño. Y lo logró en Puerto Rico bajo la conducción de un boricua y con panameño como lanzador abridor.

Abraham Almonte produjo tres carreras con un par de dobletes y el istmeño Paolo Espino cubrió cinco innings para que los Toros del Este dominicanos derrotaran anoche 9-3 a Venezuela y se proclamaran campeones de la Serie del Caribe por primera vez desde 2012.

Publicidad

Ante 12 mil 460 fanáticos en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, Puerto Rico, el “pana” Espino (1-0) fue el tirador ganador tras permitir cuatro hits y una carrera en cinco episodios completos. Wilfredo Ledezma toleró tres carreras y tres imparables y cargó con la derrota por Venezuela.

Los dominicanos solo perdieron un partido en la serie y fue precisamente contra los venezolanos, en la fase regular, por 3-2.

Los Toros añadieron la corona número 20 para República Dominicana, el país con más conquistas en la historia del clásico caribeño.

Fue el primer título de los Toros en su tercera participación -previamente jugaron en 1995 y 2011- y lo consiguieron bajo el mando del mánager puertorriqueño Lino Rivera.

NO DEJES DE VER: Herrera está en semifinales y espera a Los Santos o Panamá Metro

“No tengo palabras. Es mi primera Serie del Caribe y en mi país. Gracias a República Dominicana por darme trabajo”, dijo Rivera entre lágrimas tras la victoria. “A los Toros del Este, por esta oportunidad y por hacer un sueño realidad. República Dominicana me acogió y estoy agradecido con tanto cariño, y a Puerto Rico por tanto apoyo. Gracias Puerto Rico por hacer esta Serie del Caribe tan especial y yo fui parte de eso”.

Rivera dedicó al título a su padre, Lino Rivera De Jesús, quien falleció en diciembre tras sufrir cáncer. También a su hermana Awilda, que murió en 2017.

“Este campeonato es para mí papá. He pasado momentos muy difíciles con la muerte de mi papá, de mi hermana”, comentó Rivera. “Pero creo que Dios me está bendiciendo. Cuando dejé de quejarme, todo cambió”, añadió mientras era consolado por sus hermanos en medio de la celebración en el terreno.

El último campeonato dominicano en Series del Caribe fue en 2012 con los Leones del Escogido en Santo Domingo.

El abridor Peter O’Brien fue seleccionado el Jugador Más Valioso. Se fue de 3-2 en la final, con dos carreras anotadas y un pelotazo.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content