728x90 b756

Agrazal, fajado pero sin decisión

Agrazal, fajado pero sin decisión

Agrazal, fajado pero sin decisión

Por: Carlos Castillo Jiménez [email protected] -

Darío Agrazal lanzó cuatro entradas de seis imparables, dos carreras limpias y se fue sin decisión, en su debut en las Grandes Ligas con los Piratas de Pittsburgh, que perdieron 4 carreras por 3 ante los Marlins de Miami.

Agrazal, un espigado derecho de 6’3” de estatura, se estrenó en las Mayores, luego de siete temporadas en las fincas de los Piratas de Pittsburgh y se fajó frente a la artillería de Miami, de visitante en el Marlins Park, donde su defensa no lo ayudó en la cuarta entrada cuando se metió en serios problemas.

Publicidad

Darío, el panameño número 63 que juega en la Gran Carpa, lució bien en las tres primeras entradas del duelo, tras permitirle inatrapables a Garrett Cooper y al colombiano Harold Ramírez, en el primer y segundo capítulo, respectivamente. En la tercera dominó en fila india a los tres bateadores.

Los Piratas tomaron ventaja en la contienda con una rayita en el inicio del segundo capítulo y dos más en el cuarto con sencillo de Josh Bell y doble de Corey Dickerson.

Para el cierre del cuarto episodio, Garrett Cooper le volvió a dar “hit”, luego golpeó a Brian Anderson, anuló a Starlin Castro y Harold Ramírez nuevamente le sonó incogible y remolcó la primera de los Marlins.

Con dos compañeros en base, JT Riddle sacó un rodado a la segunda base y Adam Frazier se mantequilló, para que Anderson anotara la segunda. El colombiano Jorge Alfaro dio línea productora de la tercera y Miguel Rojas sacudió otro imparable.

Ante el ataque de los Marlins, a Darío no le quedó de otra que amarrarse más los pantalones y le recetó ponches consecutivos al lanzador Pablo López y Curtis Granderson.

En el cierre de la quinta, Clint Hurdle, el piloto de los Piratas, no mandó a Agrazal a la lomita y lo sustituyó por Geoff Hartlieb, a quien en ese mismo episodio los Marlins le anotaron la cuarta y decisiva rayita de la diferencia.

Agrazal dejó su promedio de carreras limpias en 4.50, no regaló bases por bolas y anuló a tres por la vía de los “strikes”.

Contenido Premium: 
0