728x90 b756

Guías espirituales guatemaltecos claman justicia por naturista quemado vivo

Una de las guías que participó en la ceremonia, Tzules Sunun, de origen q’iche’, subrayó que el país debe sufrir “una descodificación para que nos aceptemos los unos a los otros. Soy guatemalteca y no deberían juzgarme ni señalarme por mis creencias".
Guías espirituales guatemaltecos claman justicia por naturista quemado vivo

Por: Guatemala / EFE -

Una decena de guías espirituales mayas se congregaron este miércoles en la Plaza de la Constitución (central) de la Ciudad de Guatemala para realizar una ceremonia en honor al Aj Ilonel (médico naturista) y Ajq'ij (guía espiritual) Domingo Choc, linchado el sábado pasado en el norte del país.

Reunidos al pie del asta de la bandera, donde desde marzo de 2017 existe un altar de cruces en conmemoración al atroz incendio en un hogar de acogida estatal en el que fallecieron 41 niñas y 15 más resultaron heridas, los “abuelos” exigieron a las autoridades una profunda investigación del hecho y el “efectivo reconocimiento de nuestra cultura y cosmovisión”.

Publicidad
Regístrate Aquí 

Una de las guías que participó en la ceremonia, Tzules Sunun, de origen q’iche’, subrayó que el país debe sufrir “una descodificación para que nos aceptemos los unos a los otros. Soy guatemalteca y no deberían juzgarme ni señalarme por mis creencias".

Sunun enfatizó que no es “una bruja”, sino “un ser espiritual que quiere paz para mi entorno” y lamentó que Choc fuera calificado de “brujo” o “hechicero” al ser asesinado y quemado públicamente ante la mirada de decenas de personas la mañana del sábado pasado en la aldea Chimay, a unos 377 kilómetros al noreste de Guatemala.

Al inicio de la ceremonia, en la que se prendió un fuego sagrado en el “altar de las niñas” con velas, azúcar, ocote (madera), incienso y aguardiente, entre otras ofrendas, el presbítero Misael Méndez, de la iglesia San Juan Apostol, dijo a Efe que “el linchamiento y quema de los líderes religiosos acusados de brujos no empezó ayer, sino que se hizo visible durante la invasión española, donde hubo una imposición cristiana”.

Méndez, consternado por el agradecimiento a Dios que hizo uno de los perpetradores del linchamiento ante los medios ayer, insistió en la “necesidad de un llamado al diálogo interreligioso para reducir los discursos extremistas fanáticos de cualquiera de las religiones”.

Otro de los líderes religiosos mayas que llegó al parque central de la capital guatemalteca fue el guía espiritual q’iche’ Aj’Pop Achi’, quien describió a Efe el lamento generalizado entre los mayas del linchamiento a su colega Domingo Choc y dijo que, en conjunto, “estamos lanzando plegarias al ajaw (el creador de todo) para encomendar el espíritu del compañero y la reflexión de las autoridades por la discriminación”.

Entre el centenar de personas que llegaron a presenciar la ceremonia se encontraba el diputado de oposición Aldo Dávila, el primer congresista abiertamente homosexual en la historia del Congreso y representante del partido Winaq, fundado por la premio Nobel de la Paz en 1992, Rigoberta Menchú Tum.

Conmovido, Dávila enfatizó que el asesinato público del “Tata” (abuelo) Domingo Choc “es una muestra de la ignorancia, racismo y falta de educación que sigue cobrando vidas en este país. Es frustrante e indignante y evidencia el sumo descaro y falta de valores universales. Espero que caiga todo el peso de la ley a los asesinos y también a quienes grabaron el linchamiento”.

Según diversas fuentes del departamento de Petén (norte de Guatemala), donde se encuentra la aldea Chimay, una turba de no más de diez personas fue a buscar a Domingo Choc la madrugada del sábado, luego de que días atrás una persona decía el nombre de este mientras agonizaba.

La Policía Nacional Civil guatemalteca capturó el martes a cuatro presuntos implicados en el linchamiento, aunque no se descarta la detención de más sospechosos.

El guía espiritual presuntamente fue torturado por varias horas y luego quemado en un campo de fútbol.

Uno de los aprehendidos, Ovidio Ramírez Chub, de 24 años, se identificó ante la prensa local como el hijo de la persona fallecida que mencionó al guía espiritual en su lecho de muerte, y aceptó haber preparado la gasolina utilizada en el linchamiento.

"Sí, sí. Claro que yo participé”, admitió, y agradeció a Dios por haber sido criado así por su padre, momentos antes de ser conducido por policías a la sede de la Comisaría 62, en Poptún, otro municipio de Petén que está a unos 37 kilómetros de distancia de la aldea Chimay.

Varias de las personas involucradas en el linchamiento supuestamente pertenecen a algunos de los Consejos Comunitarios de Desarrollo Urbano y Rural (Cocode) de la localidad, por lo que la Policía Nacional Civil decomisó las actas de las sesiones de varios de estos grupos en unos allanamientos realizados este martes.

Según la organización humanitaria Grupo de Apoyo Mutuo, entre enero y marzo se registraron un muerto y 18 heridos a causa de diversos linchamientos en el país centroamericano, mientras que entre 2008 y 2019 la entidad contabilizó 359 muertes y 1.376 heridos a causa de esta conducta social. EFE

Contenido Premium: 
0