Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

México inicia la cuenta atrás en Washington para evitar los aranceles de Trump

"La imposición de aranceles junto con la decisión de cancelar los programas de ayuda a los países del norte de Centroamérica podrían tener un efecto contraproducente y no reducirá los flujos migratorios".

En la imagen, el canciller de México, Marcelo Ebrard. EFEArchivo

Por: Washington / EFE -

La delegación mexicana liderada por el canciller Marcelo Ebrard inició este lunes las conversaciones con EE.UU. para evitar los aranceles a sus exportaciones, que calificó de "contraproducentes", mientras el presidente Donald Trump ignoró los llamados al "diálogo" y exigió "acciones" antes del 10 de junio.

"La imposición de aranceles junto con la decisión de cancelar los programas de ayuda a los países del norte de Centroamérica podrían tener un efecto contraproducente y no reducirá los flujos migratorios", dijo Ebrard en una rueda de prensa en la embajada mexicana en la capital estadounidense.

En concreto, advirtió que "los aranceles podrían causar inestabilidad financiera y económica, lo que significa que México podría reducir su capacidad para abordar los flujos migratorios y ofrecer alternativas a los nuevos migrantes"

Ebrard se encuentra desde el sábado en Washington acompañado por una nutrida delegación que incluye a la secretaria de Economía, Graciela Márquez; el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, y el subsecretario de Exteriores para América del Norte, Jesús Seade.

Publicidad
Si bien insistió en que la solución pasa por el diálogo y concesiones de ambas partes, el canciller mexicano señaló que existe una línea roja.

"Hay un límite claro a lo que podemos negociar. Y es límite es la dignidad de México", recalcó.

Durante este lunes, la delegación mexicana sostiene encuentros con el secretario de Agricultura estadounidense, Sonny Purdue, y son el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

Y el miércoles, Ebrard se reunirá con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Trump anunció el jueves pasado por sorpresa su decisión de aplicar aranceles a las importaciones mexicanas del 5 % -y aumentar los gravámenes gradualmente hasta el 25 %- si México no frena la creciente migración hacia su vecino del norte.

El presidente estadounidense dio hasta el 10 de junio para negociar antes de la entrada en vigor de los primeros aranceles que afectarían a la totalidad de las importaciones procedentes de México

Este domingo, Trump, poco antes de abordar el avión presidencial rumbo al Reino Unido para un viaje oficial, reiteró sus críticas al vecino de sur e hizo oídos sordos a las peticiones de diálogo.

"México está enviando una gran delegación para hablar de la Frontera. El problema es que han estado 'hablando' durante 25 años. Queremos acción, no palabras", afirmó el mandatario.

LEE TAMBIÉN: Juez deniega al Chapo a salir dos horas semanales al patio de la cárcel en EE.UU

"Podrían solventar la Crisis Fronteriza en un día si lo desearan. De otro modo, nuestras compañías y trabajos volverán a EE.UU.", agregó en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Preguntada por posibles represalias, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, apuntó que México está "evaluando" las diferentes vías posibles, pero indicó que la idea "no es usar los aranceles para dañar las cadenas de valor, para dañar la creación de empleo".

También desde Estados Unidos las críticas a Trump fueron contundentes, por los negativos efectos económicos que se generarán dados los estrechos vínculos y la integración comercial entre ambos países.

La Cámara de Comercio de EE.UU, la principal agrupación empresarial, emitió el fin de semana un comunicado en el que consideraba los gravámenes a México "exactamente la decisión equivocada", ya que "serán pagados por las empresas y familias estadounidenses sin hacer nada para solventar los muy reales problemas en la frontera".

Para imponer estos aranceles, Trump invocó la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, una norma de 1977 que permite tomar este tipo de medidas para hacer frente a una emergencia nacional, como la que el mandatario proclamó en febrero en la b

Trump aspira a que el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador actúe en su frontera sur con Guatemala y en su país para impedir la llegada de migrantes centroamericanos a territorio estadounidense.

La frontera vive desde hace meses una situación de crisis por el creciente flujo de migrantes que la cruzan, en su mayoría familias centroamericanas solicitantes de asilo.

Actualmente, Estados Unidos es el principal socio comercial de México.

México exportó entre enero y noviembre de 2018 productos por valor de 328.059 millones de dólares a Estados Unidos, lo que representa el 79,4 % de sus exportaciones totales.

En su mayoría fueron bienes de consumo como alimentos y relacionados con el sector de la automoción, según datos del Gobierno mexicano.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content