728x90 b756

Obispo hondureño investigado por la iglesia por mala conducta pide perdón

"He intentado, con todo mi corazón, servir a esta porción del pueblo de Dios, a su arzobispado, clero, seminaristas y pueblo de Dios. Si lo logre, bendito sea Dios. Si les fallé, pido perdón", indicó.
Juan José Pineda (c), obisto auxiliar de Tegucigalpa. EFE Archivo

Juan José Pineda (c), obisto auxiliar de Tegucigalpa. EFE Archivo

Por: Tegucigalpa / EFE -

El obispo auxiliar de Tegucigalpa, Juan José Pineda, a quien el papa Francisco le aceptó hoy la renuncia luego de ser investigado por irregularidades en la diócesis y por mala conducta, pidió perdón si hubiese fallado.

"He intentado, con todo mi corazón, servir a esta porción del pueblo de Dios, a su arzobispado, clero, seminaristas y pueblo de Dios. Si lo logre, bendito sea Dios. Si les fallé, pido perdón", indicó Pineda en una carta de despedida.
En la misiva Pineda señaló que el papa Francisco le aceptó la renuncia y que se trata de "un tema y un documento" que le entregó hace varios meses "a su santidad".
"Mi renuncia me dará tiempo para la oración, la meditación, la formación personal y continua para que en su momento siga dando a la iglesia y a ustedes lo mejor de mí.

Publicidad
LEE TAMBIÉN: Ataque con cuchillo en autobús en Alemania deja unos 10 heridos (Video - Fotos)

Todos tendríamos que merecer un paréntesis de descanso, formación y oración", expresó Pineda en su carta, sin explicar detalles sobre su renuncia.

La investigación de Pineda fue encargada el pasado diciembre por el pontífice.
El semanario italiano "L'Espresso" publicó un reportaje sobre el desvío de 41.600 dólares mensuales procedentes de la Universidad Católica de la capital de Honduras a la diócesis del cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.
Según este rotativo, la investigación también incluía el comportamiento inapropiado de Pineda, de 57 años.
Pineda gestionó la diócesis en numerosas ocasiones cuando Maradiaga viajaba a Roma o cuando, hace unos meses, se sometió a sesiones de quimioterapia en Houston (Estados Unidos) por un cáncer de próstata.