Lecciones (2)

L os militares siempre tuvieron un papel importante en el país. Incluso luego de la separación de Colombia hubo un intento de golpe

/

L os militares siempre tuvieron un papel importante en el país. Incluso luego de la separación de Colombia hubo un intento de golpe de un sector de los antiguos soldados colombianos, hecho que casi ni se conoce. En los años cincuenta el Coronel José A. Remón Cantera logró la presidencia con el apoyo de sectores civiles. En esa época parecía existir un acuerdo no oficial: no se metan en los negociados y prebendas de la Policía y ellos dejarán a los politiqueros hacer de las suyas…siempre y cuando no alboroten demasiado.

Durante el primer gobierno del Dr. Arnulfo Arias en los años cuarenta, él se negó a una petición de Estados Unidos. No permitió que se armaran barcos panameños en la Segunda Guerra Mundial. Nunca los E.U. “perdonaron” este gesto nacionalista.

Y vuelve a ganar la presidencia el Dr. Arias y no se la querían dar. Hubo protestas y violencia popular. Entonces se dio un hecho curioso. El Jefe de la Policía Remón acepta que Arnulfo sea presidente…mediante un “recuento de votos”. Y el nuevo presidente señala al pueblo que él manda y tiene en su bolsillo la carta de despido del Jefe de la Policía, lo que haría cuando fuera necesario. Esto nunca ocurrió…

Acciones del presidente Arias disgustaron a sectores tradicionales de poder. Volvió el clima de tensión pública y la Policía tuvo que sacar a tiros al mandatario de la presidencia. Allí dijo su famosa frase “Volveremos”…

Al finalizar el mandato presidencial de Remón muchos pensaban que se relegiría. Esto no paso porque lo mataron a tiros en el viejo Hipódromo ( hoy Obarrio ). Nunca se supo quién o quienes fueron responsables…Las cosas siguieron como antes hasta la crisis del sesenta y ocho, donde otra vez el Dr. Arias fue protagonista.

Algunos militares panameños y de Latinoamérica recibieron orientación en la Escuela de Las Américas de la Zona del Canal. Allí se decía que los aconsejaban a “poner orden” en países revueltos por la política o la guerrilla castrista.

No dejaron el poder a los politiqueros los golpistas de uniforme y durante veintiún años sufrimos toda clase de violaciones a los Derechos Humanos… Cuando hay enredos politiqueros ruego que no suceda otro golpe de Estado (Recuerde que la historia se repite…”en espiral”, como sentenciaba el Dr. Arias).