Otro capo en Panamá

El denominado ...Capo de los capos", Julio Alberto Lozano Pirateque, se entregó esta semana en Panamá a las autoridades estadounidenses. No es la primera vez que connotados criminales internacionales usan nuestro país para cumplir sus objetivos.

Anteriormente han pasado por territorio panameño delincuentes de la talla de Pablo Escobar Gaviria, los hermanos Rodríguez Orejuela, el clan Henao Montoya, Pablo Rayo Montaño, David Murcia y muchos más que forman parte de una extensa lista.

Publicidad

Aquí han encontrado refugio y construido emporios criminales, sin que nunca nadie haya sido condenado por ello. Los medios internacionales han dado cuenta de la celebración en este país de cumbres de narcotraficantes y negociaciones oscuras para su entrega.

A mediados de la década de los 80, cuando la DEA negoció la entrega de centenares de narcotraficantes colombianos, Panamá fue utilizada como punto de negociación y decenas de aviones cargados de delincuentes llegaron al país para transar los términos de su dimisión.

Llama la atención cómo los delincuentes internacionales entran y salen del país de manera ilegal, incluso utilizando los canales ordinarios, sin que ninguna autoridad parezca interesarse en ello.

La entrega en Panamá de Lozano Pirateque deja muchas dudas en el ambiente, máxime cuando hay reportes de que este estuvo escondido por un tiempo indefinido en algún país de Centroamérica. Ojalá alguna autoridad tenga la cortesía de rendirle cuentas al país por esta situación.