Sin embargo, orino en la calle

Hay personas a las cuales no les interesa nada con los demás ciudadanos y se pasean por las calles como si estuvieran en la sala de su casa, o mejor dicho, en el baño de su casa.

Ese es el caso de este ciudadano que luego de una borrachera, decidió hacer sus necesidades fisiológicas en pleno Parque Legislativo. Pero él no es el único, ya que los que transitan por este histórico lugar tienen que soportar la hediondez a orine que impera allí.

Publicidad

Este tipo de espectáculos están prohibidos por decreto alcaldicio; sin embargo, la gente hace caso omiso de la norma.