Block title
Block content
Block title
Block content

Bolsonaro dijo que la OMS incentiva masturbación y homosexualidad entre niños

El presidente de Brasil posteo en Facebook, que luego borró. Esta no es la primera vez que arremete contra la OMS o contra su director, Tedros Ghebreyesus
Bolsonaro dijo que la OMS incentiva masturbación y homosexualidad entre niños

Por: Infobae / Brasil -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incentiva la masturbación y la homosexualidad entre niños. A través de su cuenta en la red social Facebook, el mandatario sostuvo que la entidad recomienda “satisfacción y placer al tocar el propio cuerpo (masturbación)”.

“Esta es la OMS que muchos dicen que debo seguir en el caso del coronavirus”, comenzó el texto que luego de algunos minutos decidió borrar.

Publicidad
Regístrate Aquí 

En la publicación colocó una serie de “recomendaciones” para menores que atribuyó a la OMS. “¿Entonces deberíamos seguirla también en sus directrices para las políticas educativas?”, se preguntó el mandatario, quien agregó que, para los niños de 0 a 4 años, la entidad "recomienda satisfacción y placer al tocar el propio cuerpo (masturbación)” y que “jueguen a los médicos” para expresar sus deseos y necesidades.

Según el jefe de Estado brasileño, entre los 4 y los 6 años, la OMS recomienda “masturbación en la primera infancia” y “relaciones entre personas del mismo sexo” y, un poco más adelante, para los niños de 9 a 12 años, la primera experiencia sexual.

El portal braisleño UOL halló el manual al que se refería el mandatario y publicó que no se trata de una guía para niños, sino de un manual para asesorar a padres sobre educación sexual. Fue publicado en 2010 por el Centro Federal de Educación para la Salud de Alemania junto a la oficina de la OMS en Europa.

Esta no es la primera vez que Bolsonaro arremete contra la OMS o contra su director, Tedros Ghebreyesus. El pasado 31 de marzo, insinuó que el médico le daba la razón al decir que los países pobres tienen circunstancias diferentes porque muchos trabajadores informales tienen que salir a la calle para poder comer, pero omitió la parte en que la decía que “es vital” que los gobiernos den a esos trabajadores las condiciones de poder realizar el confinamiento en sus casas.

Hace 10 días, el jefe de Estado insistió en sus arremetidas contra el director de la OMS y afirmó que éste no tiene credibilidad. “Me estoy enfrentando a procesos dentro y fuera de Brasil, siendo acusado de genocidio, por haber defendido una tesis diferente a la OMS. Hablan mucho de seguir a la OMS. ¿El director-presidente de la OMS es médico? ¡No es médico! ¿Lo sabías?”, afirmó en un video en directo en Facebook.

Mientras tanto, el país registró 449 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que el número total de fallecidos se elevó hasta los 5.466, mientras que los casos confirmados subieron hasta los 78.162. La pandemia continúa su rápida expansión por el país tras registrar 6.276 nuevos contagios en el último día.

La cifra de víctimas mortales podría crecer aún más en las próximas semanas, pues están bajo investigación de las autoridades sanitarias 1.452 fallecimientos que se sospecha que pueden estar relacionados con la enfermedad.

El boletín del Ministerio de Salud también refleja que desde el primer caso de coronavirus detectado en el país, el pasado 26 de febrero, se han recuperado 34.132 pacientes, lo que supone el 43 % del total de infectados.

El epicentro de la pandemia en Brasil sigue siendo el estado de San Pablo, el más poblado del país con unos 46 millones de habitantes y que hasta este miércoles contabiliza 2.247 muertes y 26.158 casos confirmados.

Por detrás se sitúa el estado de Río de Janeiro, con 794 fallecidos y 8.860 contagios y cuyo sistema de salud pública entró recientemente en colapso, según anunció en la víspera el gobernador Wilson Witzel.

En ambos estados se han adoptado medidas de aislamiento social, como el cierre de todos los establecimientos comerciales, excepto los esenciales, lo que ha sido duramente criticado por Bolsonaro, partidario de volver “inmediatamente” a la normalidad.

El mandatario responsabilizó este miércoles a los gobernadores y alcaldes del país de las muertes por COVID-19, que ha menospreciado en repetidas ocasiones y calificado de “gripecita”.

“Ellos tienen que responder. Ustedes no van a cargar en mis espaldas esa cuenta”, dijo a los periodistas en Brasilia.

También preocupa la situación en el estado de Amazonas, en el norte de país, que reporta 380 muertes y 4.801 casos y cuyos hospitales y cementerios están completamente desbordados.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content