Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Más de tres mil bomberos tratan de sofocar incendio en California

La gravedad de la situación obligó al presidente de EE.UU., Donald Trump, a declarar el sábado el estado de emergencia en California.

Foto/EFE

Por: EFE -

El incendio en el norte de California (EE.UU.) sigue incontenible tras ocasionar la muerte de cinco personas, obligar a la evacuación de unas 38.000 personas y arrasar 36.000 hectáreas.

El llamado incendio "Carr", que se localiza en el condado de Shasta, se ha cobrado la vida de cinco personas, luego de que las autoridades y familiares confirmaran el sábado la muerte de Melody Bledsoe, de 70 años, y dos de sus bisnietos, James Roberts (5) y Emily Roberts (4).

Previamente las autoridades dieron cuenta de la muerte durante la semana de Don Ray Smith, de un operario de un bulldozer, y Jeremy Stoke, bombero de la ciudad de Redding, la principal urbe del condado de Shasta y 350 kilómetros al norte de San Francisco.

LEE TAMBIÉN: Supuesto fraude en las elecciones de Honduras obliga a que la CIDH intervenga

El más reciente reporte del Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios de California (Cal Fire) revela que este fuego, iniciado el pasado 23 de julio, está contenido en un 5 % y tiene a más de 3.300 operarios luchando contra las llamas.

Son 517 las estructuras (casas y edificios) destruidas y otras 135 que están dañadas, de acuerdo con esta agencia estatal.

Publicidad

Este estado enfrenta además otros incendios forestales, como el "Ferguson", cerca del Parque Nacional Yosemite y que ha obligado al cierre de varios sectores de este sitio, mientras que en las Montañas de San Bernardino, en el sur de California, el incendio "Cranston" amenaza en especial a los habitantes de Idyllwild

El fuego "Ferguson", en el condado de Mariposa, al este de San Francisco, se extendió a más de 21.700 hectáreas y la labor de 3.861 bomberos y operarios ha logrado ser contenido en un 30 %, según las autoridades estatales.

La gravedad de la situación obligó al presidente de EE.UU., Donald Trump, a declarar el sábado el estado de emergencia en California, lo que supone que el Gobierno federal preste asistencia adicional.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content