Nuevas manifestaciones contra regresiva reforma del Código Penal en Indonesia

Las manifestaciones habían comenzado de forma pacífica, pero desembocaron en enfrentamientos en la capital entre la Policía y manifestantes.
Nuevas manifestaciones contra regresiva reforma del Código Penal en Indonesia

Por: Yakarta / EFE -

Estudiantes indonesios volvieron a protestar este miércoles contra la regresiva y controvertida reforma del Código Penal, después de que 300 personas resultaran heridas en la víspera durante enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.

Un total de 265 universitarios y 39 policías sufrieron heridas de diferente gravedad durante las protestas del martes, detalló hoy el jefe de la Policía de Yakarta, Gatot Eddy Pramono.

Publicidad
LEE TAMBIÉN: Putin reitera a Maduro su apoyo y pide proseguir el diálogo con la oposición

Las manifestaciones habían comenzado de forma pacífica, pero desembocaron en enfrentamientos en la capital entre la Policía y manifestantes cuando jóvenes encapuchados y con máscaras quemaron y dañaron instalaciones públicas, antes de ser dispersados con gas lacrimógeno y cañones de agua por la Policía, que detuvo a 94 de ellos.

Los estudiantes se volvieron a congregar hoy frente a la Cámara Baja del Parlamento, en Yakarta, y de nuevo se produjeron enfrentamientos entre algunos de los manifestantes, que lanzaron piedras contra el edificio del Parlamento, y la policía antidisturbios.

Las autoridades no han difundido de cifras de detenidos o heridos en los disturbios del miércoles.

Las manifestaciones son una protesta contra el proyecto de reforma legal, la primera de gran calado desde que el Código Penal fuera introducido en 1918 por Holanda.

Los manifestantes denunciaban que la legislación resta competencias a la respetada agencia anticorrupción y merma la libertad de expresión y el derecho de asociación, entre otros, con un artículo que protege el honor del presidente y vicepresidente ante cualquier crítica.

Catorce de los 628 artículos del texto legal han sido reconocidos como controvertidos por el presidente, Joko Widodo, que decidió retrasar su aprobación hasta el próximo ciclo legislativo del Parlamento en octubre.

El borrador del documento legal castiga con hasta un año de prisión a las parejas que tienen sexo fuera del matrimonio y con penas de hasta seis meses a las que cohabitan sin estar casadas, siempre que el jefe de la comunidad interponga una denuncia y ésta cuente con la aprobación de un familiar.

Otros artículos criticados por grupos civiles y ONG garantes de los derechos humanos prohíben la difusión de información sobre anticonceptivos, criminalizan el aborto y expanden la leyes contra la blasfemia, la difusión de la ideología comunista o el adulterio.

Human Rights Watch advierte de que varios de los artículos ponen en una situación vulnerable los derechos de las mujeres, y las minorías religiosas o de la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales).

Según activistas, el borrador actual supone una victoria de los que consideran que las leyes deben corresponder a lo que dicta una visión conservadora de la religión musulmana, que profesan el 88 por ciento de los más de 265 millones de indonesia.

Contenido Premium: 
0