Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Tensiones entre China y EEUU quedan patentes durante la cumbre de ASEAN

El gigante asiático, principal socio comercial del citado bloque de naciones, negocia desde hace varios años un Código de Conducta para proveer de paz y estabilidad en la zona.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe; el primer ministro de China, Li Keqiang; el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loon; y el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, durante la cumbre. EFE

Por: Singapur / EFE -

Washington acusó hoy de imperialista a Pekín, que criticó el "proteccionismo" de EEUU en la clausura de la cumbre de mandatarios de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que puso de manifiesto las tensiones entre las dos primeras economías del mundo.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, indicó que "imperios y agresiones" no tienen cabida en la región Indo-Pacífico, en aparente referencia al contencioso que China mantiene con cuatro socios de ASEAN por el control sobre el Mar de China Meridional.

Publicidad
El gigante asiático, principal socio comercial del citado bloque de naciones, negocia desde hace varios años un Código de Conducta para proveer de paz y estabilidad en la zona, cuyo control se disputa con Filipina, Malasia, Brunei y Vietnam, además de Taiwán.

El texto, cuyo primer borrador se prevé para el año próximo, debería entrar en funcionamiento en 2021, según se supo durante la cumbre celebrada en Singapur.

Pence -en sustitución del presidente de EEUU, Donald Trump,- remarcó sus palabras al asegurar el compromiso de su país "con mantener la libertad (de navegación) por mar y aire".

Por su parte, el primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, hizo un llamado a no militarizar la región -donde Pekín ha erigido varias bases navales- al precisar que los buques de guerra no son necesario para proveer de seguridad el Mar de China Meridional, una de las rutas principales del comercio marítimo mundial y rica en recursos naturales.

"Si la estrategia no incluye enviar a la Séptima Flota, son bienvenidos", apuntó en referencia a Estados Unidos el nonagenario político malasio.

"Una fuerte actividad militar activaría una respuesta de China. No me importa que todo el mundo vaya a la guerra, salvo que Filipinas se encuentra al lado de esas islas. Si hay un conflicto, mi país será el primero en sufrir", dijo el presidente filipino, Rodrigo Duterte, con un tono más conciliador que sus predecesores.

LEE TAMBIÉN: May se aferra al acuerdo del brexit en medio de fuertes críticas y dimisiones

La confrontación entre Pekín y Washington también tuvo su capítulo centrado en la economía.

El primer ministro chino, Li Keqiang, incidió el "el crecimiento del proteccionismo" en referencia a las barreras arancelarias impuestas por Washington a los productos procedentes de China, y a las que Pekín respondió con medidas similares aplicadas a los materiales estadounidenses.

Li reclamó "responder a la compleja situación del mundo a través del multilateralismo y el libre comercio".

China también llamó a "redoblar los esfuerzos" para terminar en 2019 el tratado Asociación Económica Integral Regional (RCEP), que busca aunar a casi la mitad de la población mundial, el 40 por ciento del comercio mundial y más de un tercio del PIB global, junto a ASEAN, Australia, India, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda.

Una apuesta por el "libre comercio" que "enviará un mensaje positivo a los mercados para asegurar un entorno estable y basado en las leyes".

La ASEAN -formada por Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam- ha centrado la cita en los avances económicos del bloque y ha pasado casi de puntillas sobre la crisis humanitaria de los rohinyá, desatada por el Ejército birmano a mediados de 2017.

Unos 723.000 miembros de esta minoría mayoritariamente musulmana se refugiaron entonces en la vecina Bangladés a raíz de un operativo militar en el oeste del país; y que ha sido calificado por Naciones Unidas como un intento de genocidio.

"ASEAN está preparada para proporcionar un rol activo y positivo en la situación y apoyar a todas las partes para alcanzar una solución duradera", dijo Lee al señalar que la jefa de facto birmana, Aung San Suu Kyi, explicó la complicidad del problema e invitó al organismo humanitario de la ASEAN a observar el retorno.

Las operaciones de repatriación de rohinyás deberían haber comenzado hoy con el traslado de un primer grupo, pero se suspendieron porque no se presentó ningún voluntario para regresar a Birmania.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title