Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Violación y asesinato de un niño de siete años causa indignación en Colombia

Después de varios días de búsqueda, su cuerpo sin vida fue hallado en un caño de la población en Samaná, en el departamento de Caldas.

Por: Bogotá / EFE -

La violación y asesinato de un niño de siete años de edad en Samaná, en el departamento de Caldas (centro), despertó la indignación de los colombianos después de que el cuerpo del menor fue encontrado con signos de maltrato

El niño, identificado como Hans Esleider Tafur Aguirre, desapareció el pasado sábado después de jugar en el parque del pueblo, al que había llegado para visitar a su abuela por las fiestas de Navidad

Después de varios días de búsqueda, su cuerpo sin vida fue hallado en un caño de la población y conducido al Instituto de Medicina Legal, donde se le practicaron los exámenes correspondientes para establecer la causa de la muerte.

"El reporte da desde el punto de vista macroscópico varias evidencias: tres lesiones a nivel de tórax por arma cortopunzante que afectan órganos internos de la cavidad torácica, entre ellos los pulmones y corazón", manifestó a Noticias Caracol el secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahíta.

Publicidad
LEE TAMBIÉN: Voraz incendio cobra la vida de 6 niños en una vivienda en la Ciudad de México

El funcionario agregó que el dictamen de Medicina Legal también encontró señales "de acceso carnal violento".

Tras conocerse los hechos, habitantes del municipio de La Dorada (Caldas), donde vivía el menor junto a su madre, demandaron justicia e instaron a las autoridades a capturar a los responsables.

De igual forma, el exministro de Defensa y exembajador en Washington Juan Carlos Pinzón lamentó el asesinato y en su cuenta de Twitter exigió acciones más duras.

"A un monstruo capaz de abusar y asesinar un niño: ¿cadena perpetua o pena de muerte? Es hora de actuar, cuántos casos más hacen falta. En esta época deberíamos estar hablando de consentir y educar a los niños", señaló Pinzón.

A esta condena se sumó la del alcalde de Manizales, capital departamental de Caldas, Octavio Cardona, quien en la misma red social afirmó que el hecho "sólo genera dolor, tristeza, indignación e impotencia", por lo que consideró "urgente" encontrar a los responsables. EFE

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content