ARDT: ley antitabaco electrónico podría hacer surgir un mercado negro

Según destaca la ARDT en su misiva, las condicionantes de dicha ley absolutamente prohibitivas menosprecian la evidencia científica, y las consecuencias que traería "para la economía, la salud pública y al pueblo panameño",
Vista general de un cigarrillo electrónico. Foto: Archivo

Vista general de un cigarrillo electrónico. Foto: Archivo

Por: Redacción / Web -

Panamá- El proyecto de ley 178, conocida también como la ley antitabaco electrónico, el cual prohíbe totalmente el consumo y la venta de dispositivos administradores de nicotina, aprobado en la Asamblea a inicios de este mes sigue generando revuelo tanto a nivel nacional como internacional.

Prueba de ello es que este domingo empezó a circular en redes sociales una carta emitida por la Asociación de Reducción de Daños de Iberoamérica (ARDT), firmada Francisco Ordóñez, presidente de esta agrupación, con fecha del pasado 22 de julio, dirigida directamente al presidente de Panamá, Laurentino 'Nito' Cortizo, en torno a esta ley.

Publicidad

Según destaca la ARDT en su misiva, las condicionantes de dicha ley absolutamente prohibitivas  y menosprecian la evidencia científica,  y las consecuencias que traería "para la economía, la salud pública y al pueblo panameño", así como también los casos exitosos de otros países que incluyen estos dispositivos dentro de sus políticas de salud pública.

LEE TAMBIÉN: Mal tiempo en la capital ocasionó suspensión de vuelos en el Marcos A. Gelabert

En la nota, según el presidente de ARDT Iberoamérica, este proyecto de ley pasa por alto toda la evidencia científica que avala este tipo de dispositivos para la reducción de daños causados por el tabaquismo, haciendo alusión a la revisión científica de Cochrane, el cual avala la seguridad de los vaporizadores.

Destacan que “existen más de 2.000 estudios en distintas áreas de investigación que demuestran los beneficios que estos productos alternativos al tabaquismo podrían traer a la población fumadora de Panamá” y que el Ministerio de Salud no está tomando en cuenta el convenio MARCO firmado con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Países como Francia, Reino Unido, Nueva Zelanda e incluso Estados Unidos se destacan por su lucha contra el tabaquismo, con estudios y leyes regulatorias, así como políticas de salud públicas, y en “ninguna de estas experiencias y apoyos se están teniendo en cuenta en el Proyecto de Ley 178”, agrega Ordóñez.

Otra de las cosas que le preocupa a la ARDT, es que este tipo de prohibición podría dar pie al surgimiento de un mercado negro.

También explican que según datos de Public Health England, el uso prolongado del vaporizador es hasta un 95% menos nocivo que el cigarrillo convencional.

Contenido Premium: 
0